La vacuna contra la leishmaniosis: una esperanza para tu mascota

La leishmaniosis es una letal enfermedad que afecta a nuestras mascotas y que muy pronto tendrá vacuna. Una buena noticia para nuestras mascotas

La vacuna contra la leishmaniosis: una esperanza para tu mascota

Los queremos y los cuidamos como a otro miembro de nuestra familia, pero a veces esto no es suficiente. La Leishmaniosis está ahí aunque usemos repelentes, y los collares no son cien por cien efectivos. Por mucho que cuidemos a nuestro perro es algo que no podemos evitar.

La enfermedad se propaga a través de la picadura de un mosquito hembra perteneciente al grupo Phlebotomus y Lutzomyia. Esta especie habita en lugares con arena húmeda o con restos de excrementos de animales, lo que quiere decir que no sólo los perros callejeros pueden verse afectados por esta picadura, también los nuestros en cualquier paseo por descampados o cerca de ríos. Actualmente hay en Europa unos 2,5 millones de perros infectados.

La Leishmaniosis es una enfermedad larga que en ocasiones puede tardar años en manifestarse y puede hacerlo de muy diversas formas. Desde erupciones cutáneas hasta problemas de hígado o riñones, pasando por caída de pelo, crecimiento anormal de las uñas o pérdida de peso, por lo que en ocasiones es difícil de diagnosticar desde el primer momento.

Cada animal tiene un tratamiento dada la diferente sintomatología y hay que llevar un control mensual para ver la progresión de la enfermedad y tratarla para frenar sus efectos. Hasta hace muy poco, Leishmaniosis, era sinónimo de enfermedad crónica y de muerte, pero ahora hay esperanza para nuestras mascotas.

Próximamente estará disponible para nuestros perros la vacuna contra la Leishmaniosis. Según “médicos veterinarios punta”, la vacuna se llama CaniLeish® y fue lanzada a finales de mayo en Portugal. La vacuna no previene la infección, lo que previene es el desarrollo de la enfermedad que es lo que finalmente causa la muerte del perro.

Esta, se aplicará a partir de los 6 meses, pero antes el animal deberá someterse a unas pruebas que confirmen que está sano y que no es portador de la enfermedad. Una vez comprobado esto, la vacuna será de tres dosis, en un intervalo de tres semanas y posteriormente un recordatorio anual para reforzar su eficacia.

De todos modos si tienes dudas en cuanto a la vacuna o su eficacia, pídele información a tu veterinario, Él o ella es quien mejor te puede asesorar sobre la salud de tu perro.

Media:
(7/10) 2 votos
Tu nota:
Viajar con tu perro
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado