Violencia de género

Combatir la violencia de género está en mano de todos: a través de la educación debemos crear una sociedad que extinga la violencia machista.

Violencia de género

Cada año aumentan los casos de victimas por violencia de género. No tiene nada que ver con la edad ni con el nivel económico de víctimas y verdugos.

En realidad este tipo de delito se recoge en nuestro código penal sólo desde el año 1995 y se define así: “…el que habitualmente ejerza violencia física sobre su cónyuge o persona a la que se halla ligado de forma estable por análoga relación de afectividad… será castigado con la pena de prisión de 6 meses a 3 años".

Aunque esto no es realmente cierto. Es necesario que un maltratador sea denunciado tres veces para que se considere “habitualidad”, además de la convivencia con la víctima.

Los cauces legales tras la denuncia, son muy lentos y son las mujeres las que habitualmente han de abandonar el domicilio familiar con sus hijos, para alejarse de su maltratador, antes de que la ley intervenga. Pero esto sólo sucede en el mejor de los casos. Sólo el cinco por ciento de los malos tratos son denunciados y sólo sucede si estos son reiterados y muy violentos. Pero los ¿por qué no todas la mujeres denuncian? Sencillamente no es tan fácil como salir corriendo y denunciar.

Muchas mujeres no aceptan el fracaso de un matrimonio o una relación y quieren mantenerla a toda costa. En ocasiones, ni siquiera son conscientes de que están siendo maltratadas, pues su autoestima es tan baja que siempre piensan que es culpa suya y que en el fondo es un justo castigo a su comportamiento.

También existe una gran dependencia económica, sobre todo en las familias de nivel económico medio-bajo. La falta de recursos para comenzar de cero, las desanima a intentar salir de su infierno particular.

En otras ocasiones, la falta de comprensión de la familia o los amigos, la poca ayuda de las instituciones y la vergüenza les impiden dar el paso adelante. Si a esto le sumamos la dependencia afectiva de la mujer con su agresor, tenemos ese porcentaje tan bajo de denuncias.

A qué se enfrenta una mujer maltratada

Violencia de género - imagen 2
  • A la pérdida de la autoestima, malestar, vergüenza, miedo, incertidumbre…
  • Tendencia a culpabilizarse por lo que le está sucediendo.
  • A enfermedades derivadas del miedo y el estrés que le producen esta situación, como puede ser, depresión, problemas sexuales, automedicación, alcoholismo, desórdenes alimentarios o insomnio.
  • Aumento de la agresividad hacia quienes intentan ayudarla.
  • Se convierte en una persona indecisa, miedosa y huidiza.
  • Tiene sentimientos enfrentados hacia su agresor (odio cuando la arremete y amor cuando no).

Pero el principal problema al que se enfrentan es la indefensión que sienten ante un sistema legal que actúa, en la mayoría de las ocasiones, tarde y mal. Además de la soledad a la que deben enfrentarse, pues no saben enfrentarse al mundo por sí solas.

Las mujeres que salen de un entorno de violencia tienen mucho trabajo por delante, porque han de recuperar su vida anterior a los malos tratos y superar todos los traumas que éstos le hayan causado.

Abandonar el hogar

Las mujeres que se deciden a salir de esa espiral de violencia y destrucción, cuentan con casa de acogida para mujeres maltratadas y diversas asociaciones de ayuda a mujeres. Si necesitas cualquier cosa ponte en contacto con el número gratuito 016. Allí pueden ofrecer asesoramiento y resolver cualquier duda.

Media:
(8/10) 1 voto
Tu nota:
Las organizaciones no gubernamentales más importantes del mundoEl maltrato psicológico
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado