Salir de copas estando a dieta

Salir de copas estando a dieta parece un martirio. Las principales prohibiciones de toda dieta se concentran en las salidas nocturnas, ¿qué hacer?

Salir de copas estando a dieta

Durante nuestras dietas es normal que salgamos a tomar unas copas de vez en cuando. No tenemos que prohibirnos nada, pero si es cierto que tenemos que aprender a moderarnos. Salir de copas estando a dieta es posible, apunta estos trucos.

Hay dos puntos muy importantes por los que no merece la pena olvidarse de que estamos a dieta:

  1. Perderemos parte del gran esfuerzo hecho hasta el momento.
  2. Si has comido poco, no puedes permitirte beber mucho.

Como hemos dicho, la prohibición, nunca es la solución, solo hay que echar mano a unos pequeños truquitos para hacer más ligeras nuestras copas.

Salir de copas estando a dieta - imagen 2

Apuesta por el vino: durante la cena, si prefieres algo con más gracia que el agua, pide vino; aunque tiene alcohol, no tiene gas, a diferencia de la cerveza o la sangría.

Nada de cócteles dulces: los ricos cócteles de mezclas de frutas, alcohol y azúcar por un tubo (mojito, caipirinha, etc.) se deben evitar.

Mezclas ligeras: a la hora de mezclar, opta por zumos o aguas gasificadas con limón exprimido. Adiós a la tónica y las bebidas carbonatadas.

Saca partido al hielo: alarga tus copas añadiéndoles hielo, de esa manera evitaremos repetir.

De todas formas, si un día te saltas un poco la dieta, al día siguiente, no abandones tu constancia, piensa que también merecemos pequeños caprichos de vez en cuando. Seguro que te lo has ganado.

Etiquetas: Dietas
Media:
(9/10) 1 voto
Tu nota:
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado