Tratamientos de la leche

Para su consumo, la leche pasa por diferentes tratamientos antes de llegar a nuestro supermercado envasada. ¿Pausterización y U.H.T te suenan?

Tratamientos de la leche

Seguro que al comprar la leche en el supermercado, no sueles mirar cuál es su proceso para el posterior envasado. Existen varios métodos para tratar la leche que te explicamos en este artículo.

Pasteurización

Se somete a la leche a temperaturas entre los 70 y los 75 grados centígrados entre 15 y 20 segundos. Con ellos se eliminan algunos microorganismos. Pero no se eliminan todos. Mediante un proceso de enfriamiento, se eliminan los que no mueren por calor. Aunque esto se hace cuando ya están en su envase y esté sellado.

Ultrapasteurización o U.H.T

Mediante este proceso la leche se calienta a una temperatura de entre 135ºC y 140ºC, durante unos segundos, para luego enfriarla rápidamente. Luego, en un ambiente aséptico, se envasa. Este proceso logra que la leche se mantenga en buen estado durante un máximo de 180 días, sin que requiera para ello estar refrigerada, siempre que el envase permanezca cerrado.

Ambas formas de tratar la leche son seguras y con ellas se mantiene el valor nutritivo y las propiedades de la leche. La única diferencia entre ambas es la vida de ellas.

Como ya hemos dicho la Ultrapasteurizada o U.H.T, tiene una duración sin frío de 180 días, mientras que la pasteurizada sólo dura entre 5 y 7 días y siempre que se mantenga refrigerada (es la conocida como leche fresca).

Quizás has escuchado hablar de que la leche sin pasteurizar es mejor y más sana. Pero nada más lejos de la realidad. La leche sin pasteurizar puede contener bacterias como la E. coli, la salmonella y la listeria, responsables de la mayoría de las enfermedades de origen alimentario. Y este riesgo aumenta en mujeres embarazadas, niños, ancianos y personas con el sistema inmunológico deprimido.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Recetas de cócteles caserosEl peligro de las botellas de plástico
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado