Cómo hacer sorbete

¿Sabes cómo hacer un sorbete? El sorbete es un postre helado ideal para el verano y que queda muy elegante como postre para cenas. ¿Te atreves a prepararlo?

Cómo hacer sorbete

Cuando piensas en el postre más refrescante del verano, seguro que una de las primeras imágenes que aparece en tu cabeza es la de un sorbete, pero ¿sabes cómo hacer sorbete? Si no lo has probado nunca y no sabes cómo hacerlo, estás en el lugar indicado: apunta los ingredientes y los pasos, y sorprende a los tuyos con un postre rico, bajo en grasa y digestivo.

El sorbete es un postre helado a base de almíbar de azúcar y un puré o zumo de frutas al que a veces también se le añaden claras de huevo para mejorar su volumen y textura, así como algún licor o cava para darle un toque especial. Su textura es cremosa, y para conseguirla, lo ideal es prepararlo con una sorbetera, pero también podemos hacerlo de forma más casera.

¿Cómo hacer sorbete?

  • Preparar el almíbar: Ponemos agua a hervir y vamos añadiendo azúcar poco a poco hasta conseguir un almíbar. La proporción de azúcar óptima suele ser la mitad del peso de la fruta que va a utilizarse.
  • Preparar la pulpa o zumo: Para cualquier tipo de sorbete (aprovecha la fruta de temporada o apuesta por el clásico sorbete de limón, que nunca falla), debemos lavar la fruta y licuarla o hacer zumo, además de tamizar el resultado.

Una vez que el almíbar se enfría, lo mezclaremos con la fruta. Este es un buen momento para probar el sabor de la receta y preguntarte si necesita más fruta o más azúcar (a tu gusto). Para añadir volumen al resultado podemos usar una batidora para mezclarlos. Este también es el momento para tocar la receta con algún licor o cava.

Si no disponemos de sorbetera, usaremos un recipiente hondo y lo meteremos en el congelador. Cada 30 minutos, lo sacaremos y los batiremos con las varillas para que no se convierta en un cubito gigante.

También podemos añadir dos claras de huevo a punto de nieve justo antes de servirlo para que adopte una textura de sorbete, más que de granizado.

Lleva un poco de trabajo (el mantenimiento una vez que comienza a congelar), pero es una receta sencilla y que te hará quedar como una gran anfitriona en las cenas de verano.

Etiquetas: Postres
Media:
(10/10) 2 votos
Tu nota:
Cómo hacer crepesTarta fácil de bizcocho, nata y natillas
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado