Cuscús, el sanísimo plato musulmán

El cuscús es uno de los platos más representativos de la gastronomía musulmana. Descúbrelo todo sobre este manjar y las distintas variantes que existen

Cuscús, el sanísimo plato musulmán

Dentro de la gastronomía musulmana uno de los platos más destacados es el cuscús. También llamado marmaón, es originario de Marruecos y tiene como ingrediente principal la sémola de trigo duro (aunque también encontrarás unas variantes hechas a base de trigo verde y de cebada).

Regularmente, en Marruecos, el cuscús se sirve como segundo plato, después de unos tajines por ejemplo. Sus ingredientes originales son sémola y caldo, aunque, con los años, esta receta ha ido recibiendo variantes y actualmente encontrarás otras alternativas que llevan legumbres, guisantes, patatas, nabos, cebollas, garbanzos, hinojos, en incluso carne de res o de cordero.

En su país de origen, el cuscús se sirve con trozos de pollo o de carne de carnero y, generalmente, con unas vasijas con caldo a fin de poder remojar la sémola.

Ente las variantes más populares está el mesfuf, que se sirve en la época del ramadán y que se acompaña con pasas y uvas; el sahariano, que lleva lo mismo que el tradicional pero no se acompaña con caldo; el tunecino, que lleva trozos de conejo y garbanzos; y el de pescado.

Finalmente, es importante indicar que indistintamente de cuál sea la variante de cuscús que prepares o pruebes, lo importante es que los granos sean de buena calidad para que no pierda su autenticidad.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
El tajín, ese aparato de cocina magrebí que te abrirá un nuevo mundoManzana al horno, el postre ideal
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado