Pequeños caprichos en forma de helado

Los helados entran por la vista, así que nada mejor que convertir todo tipo de postres y dulces en un helado, aunque sea sólo en su apariencia

Pequeños caprichos en forma de helado

El helado es uno de los postres más populares, sea de crema, en estilo gelato, u otros, la verdad es que siempre es delicioso degustar un helado. Dentro de las variantes de presentaciones, podemos optar por un helado simple, uno decorado de forma temática, acompañado con trozos de frutas, crema chantilly, chocolate rallado o líquido, todo colocado en una copa, vaso, plato o bandeja especial.

Pero ¿qué sucede cuando se antojan otros dulces pero acompañados con helado o queremos que tengan esa misma forma? Por ejemplo puedes colocar pequeños trozos de tarta y encima un trozo de helado, logrando una estructura capaz de que a simple vista no se diferencie si es sólo helado o si tiene algún otro elemento.

Lo mismo sucede con los brownies y con las magdalenas. Puedes acompañarlas con helado o hacer el helado parte de su forma. Y, si quieres jugar más con la presentación, ¿has visto los moldes de cupcakes en forma de helado? Si tu cupcake es de chocolate y lo decoras con un poco de crema encima, a simple vista, estarás frente a un helado.

Finalmente, si no quieres algo tan elaborado, puedes optar por un molde de paletas de hielo, tanto para gelatinas como para gominolas. ¡Ya debes tener apetito!

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
La salsa carbonara perfectaReceta sobrasada vegetal
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado