Tartas fondant

Utilizar fondant para nuestras tartas nos abre un abanico de nuevas posibilidades para decorar nuestros bizcochos, pasteles o cupcakes de manera original

Tartas fondant

Las tartas con fondant se han puesto muy de moda en los últimos años. El fondant no solo permite cubrir nuestros bizcochos de manera elegante, sino que nos abre un abanico de posibilidades a la hora de crear decoraciones únicas.

Tartas fondant - imagen 2

El fondant es una pasta de azúcar que tiene una textura parecida a la plastilina, y como esta, es muy manejable. Sirve en repostería para recubrir bizcochos, pasteles, cupcakes, etc., y además, con él podemos hacer figuras y decoraciones para complementar nuestras creaciones. Con las formas adecuadas en los bizcochos, podremos crear coches, animales o cualquier cosa que queramos, y lo podremos llenar de detalles moldeando otros trozos de fondant que pegaremos sobre el fondant de base (podemos usar de pegamento agua con azúcar glass).

Algunos programas de la televisión nos enseñan que con este producto se pueden hacer auténticas virguerías, como en Supertartas de boda (Divinity), pero a nivel casero, también podemos hacer grandes trabajos, sin necesidad de todos los utensilios que gastan en estos programas.

El fondant sale mucho más económico comprarlo ya preparado que intentar hacerlo en casa desde cero. Lo podemos encontrar coloreado o blanco, a la espera de ser amasado, tanto en tiendas físicas tipo Taste of America (Madrid, Barcelona, Valencia, Mallorca, Málaga y Toledo) o en internet a través de la página de esta franquicia de comida americana u otras como Dulce Carrusel o Fábrica de tartas.

Trabajar con fondant es sencillo, aunque tenemos que tener cuidado de que no se manche y no se agriete. Estamos seguras que con un poco de prácticas te convertirás en una experta del fondant.

Tartas fondant - imagen 3
Etiquetas: Postres
Media:
(9/10) 1 voto
Tu nota:
Rosquillas de AlcaláSolomillo Wellington
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado