Almuerzos para el recreo de los niños

Cada día se nos presenta el reto de preparar un almuerzo diferente para los más pequeños. ¿Qué alimentos les convienen? Alternativas al bocadillo

Almuerzos para el recreo de los niños

Cada día los más pequeños llevan al colegio un almuerzo para devorar en el recreo de la mañana y no es fácil elegir cuál es el tentempié adecuado.

Un buen almuerzo debe ser nutritivo, complementar al desayuno y ser fácil de transportar... Hay muchas posibilidades, sin embargo, muchas de nosotras acabamos preparando cada día un bocadillo, ¿qué alternativas tenemos?

Almuerzos para el recreo de los niños - imagen 2

Si no han tomado fruta en el desayuno, deberíamos intentar que la llevaran para almorzar, por ejemplo un plátano o una bolsa con fresas, es decir, frutas que sepamos que no vayan a suponer un problema a la hora de comérselas en el patio. Algo menos engorroso es que se acostumbren a llevarse cada día un paquetito de zumo, sin azúcar.

Los frutos secos son una gran opción por sus vitaminas, y por su aporte energético, una gran ayuda para superar el día. Debemos elegir aquellos frutos secos sin sal como almendras o nueces sin tostar.

Las barritas de cereales con o sin chocolate son muy útiles para los días que no tenemos tiempo de preparar nada. Suelen venir en cajas de seis y están hechas de cereales, arroz inflado o muesli. Algunas añaden frutos rojos, chocolate, naranja…

La bollería industrial, las bolsas de patatas fritas o los refrescos con azúcar, deben evitarse, pero de vez cuando podemos darles un capricho.

Los bocadillos y sándwiches pueden hacerse tan variados que nunca lleguen a aburrir. Para ello podemos jugar con los tipos de pan (con semillas, integral, de pita) así como el relleno: fiambre, queso, chocolate, mantequilla, aceite…

Media:
(10/10) 1 voto
Tu nota:
Alimentos para estudiar mejorPostres de verano
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado