Bebés vegetarianos

Un bebé vegetariano estará perfectamente alimentado siempre y cuando no seamos muy estrictos y planeemos cómo cubrir todas sus necesidades alimenticias

Bebés vegetarianos

Para algunos padres vegetarianos es un dilema la alimentación complementaria de sus bebés. Incluso visto desde fuera, pueda parecer que no se les alimenta de forma correcta. Pero sólo es cuestión de saber qué necesidades tiene nuestro bebé y cómo cubrir sus necesidades alimenticias.

Los expertos nutricionistas dicen que no es bueno para los niños una dieta vegetariana estricta, es decir sin alimentos como huevos, leche, queso o miel, ya que es complicado llevar una dieta equilibrada sin este tipo de alimentos que son muy necesarios para su desarrollo y su crecimiento. Una dieta equilibrada debe ser rica en nutrientes y se deben consumir suficientes minerales como hierro y calcio y vitaminas, como D y B12.

Consumiendo cereales, legumbres, soja, frutas, verduras, frutos secos y grano, los niños pueden estar saludables, pero es probable que necesiten un complejo vitamínico. También hay que equilibrar la relación entre proteínas, hidratos de carbono y grasas que su cuerpo necesita, porque sus necesidades nutricionales son diferentes a las de los adultos, ya que su cuerpo está en constante crecimiento.

Los alimentos ingeridos por los niños no deben tener demasiada fibra, porque le produciría diarrea. Deben ser ricos en ácidos grasos esenciales, como el Omega3, que se puede encontrar en los frutos secos y en los aceites de semillas, en calcio y en vitamina D, por eso es tan importante el consumo de leche y de lácteos, porque la asimilación del calcio depende de esta vitamina (la exposición controlada y diaria al sol, también aporta vitamina D).

En lo concerniente a la necesidad de hierro, si la dieta incluye huevos, cereales y legumbres, no hay peligro de carencia.

Con la lactancia materna los niños no suelen tener carencia de nada, pero después de los 6 meses es importante el aporte extra de hierro que se puede obtener mediante ciruelas, albaricoques, lentejas, cereales, hortalizas y judías. El hierro se absorbe mejor acompañado de vitamina C, que se obtiene a través de los cítricos. Las proteínas que el bebé obtenía a través de la leche materna, se puede obtener a través de cereales como judías o lentejas, o con frutos secos o semillas.

La vitamina B12 se encuentra en los alimentos de origen vegetal. Los bebés vegetarianos la pueden obtener a través de la leche de soja, el extracto de levadura bajo en sal o las hamburguesas vegetales, tofu o tempeh.

Riesgos de una dieta vegetariana estricta

Hay que informarse lo mejor posible antes de exponer a los niños a una dieta vegetariana estricta (dieta no ovo láctea), ya que una dieta de este tipo precisa de una gran información por parte de los padres. Un déficit de hierro en la dieta de los pequeños puede ocasionar un retraso psicomotor y un exceso de fibra puede hacer que disminuya la cantidad de calorías que el niño asimila, sobre todo en los primeros años del niño. Este tipo de dietas deben estar bien planificadas y contar con el apoyo de un nutricionista que nos asesore y nos guíe.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Las fresasGolosinas
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado