Cocina fácil

La cocina es más fácil de lo que parece, simplemente es ponerle tiempo e interés. Cuando no lo tenemos, podemos confiar en algunos trucos como estos

Cocina fácil

Si te gusta la cocina pero, en ocasiones, te falta tiempo para dedicarlo a preparar tus platos favoritos o no te quedan como quisieras, te mostramos algunos trucos, para que todo sea más rápido.

Preparar arroz

  • Arroz blanco: para que no te quede pegado, añádele al agua donde vas a cocerlo unas gotas de limón.
  • Arroz Integral: para prepararlo necesitas dos veces y media más de agua que de arroz. Hay que cocerlo a fuego lento durante una hora o hasta que se evapore. No le pongas sal hasta que retires la espuma que se forma en el agua. No eches demasiado, porque lo absorbe enseguida.

Preparar lentejas

Para cocerla, el agua tiene que sobrepasar las lentejas unos 4 centímetros. Pero también depende del tipo de lenteja. El fuego debe estar fuerte hasta que comience la cocción. Entonces baja el fuego y tapa el puchero. A fuego lento las lentejas no se deshacen.

  • Si la preparas en la olla a presión, no debes dejarlas más de 30 minutos.
  • Los recipientes en los que mejor quedan las lentejas son el barro y pucheros de acero inoxidable. En otros recipientes pueden amargar.
  • Si tienes que remover las lentejas, hazlo con una cuchara de madera, o con la propia olla, cogiéndola de las asas y moviéndola.
  • Aunque te parezca que te quedas corta de agua durante la cocción, no añadas más, porque si lo haces se desharán. Si por el contrario has puesto mucha agua y te han quedado líquidas, puedes espesarlas. Coge un par de cucharadas de lentejas ya cocinadas y tritúralas. Añádelas al guiso. Se espesarán y además le dará mucho más sabor.

Preparar aliños

  • Salsa de yogur: mezcla un yogurt natural sin azúcar con una cucharada de aceite, una de vinagre y menta picada. También le puedes añadir queso fresco en lugar de yogurt, o las dos cosas.
  • Vinagreta: pon dos cucharadas de vinagre de módena en un bol y añádele sal y pimienta blanca. Mezcla bien y añade 3 cucharadas de aceite de oliva y vuelve a mezclar. Si te gustan los sabores fuertes puedes probar con vinagre de Jerez.
  • Aliño francés: se prepara igual que la vinagreta normal, sólo que además se le añade 1 cucharada de miel o de azúcar y 1 de mostaza.

Preparar mayonesa

Puedes prepararla más rápidamente con la batidora. Pones un huevo, 200 ml de aceite de oliva, 2 cucharadas de vinagre o de zumo de limón y una pizca de sal. Es mejor que los ingredientes estén a temperatura ambiente.

Para que la mayonesa quede espesa, sigue batiendo y añade un poco más de aceite.

Si estás preparando la mayonesa a mano y se corta, añade una cucharada de agua muy fría en un bol y añade muy poco a poco la mayonesa cortada, mezclando con un batidor de alambre. En lugar de agua puedes probar con una yema cruda.

Si además quieres darle un toque especial a la mayonesa, puedes darle diferentes sabores una vez la tengas preparada.

  • Finas hierbas: añádele media cucharadita de tomate concentrado y finas hierbas picadas.
  • Eneldo: añade eneldo picado y un par de cucharaditas de nata líquida.
  • Picante o rosa: 1 de ketchup, 1 de brandy o coñac y un poco de tabasco (al gusto).
  • Apio y cangrejo: pica apio muy fino y mézclalo con cangrejo desmigado. Luego añádelo a la mayonesa.
  • Con anchoas: pica unas 4 anchoas hasta que queden como una pasta. Luego mézclalo con la mayonesa.
  • Tipo Chantilly: pon en la mayonesa un poco más de zumo de limón y crema de leche.
  • Con puerro: prepara puré con un puerro y mézclalo con la mayonesa.
  • Con estragón y pimienta: necesitas crema ácida, vinagre de estragón y estragón picado, mostaza inglesa y pimienta.
  • Mayonesa especial: con salsa inglesa y langosta desmigada. O puedes cambiar la langosta por caviar.
  • Al curry: pica cebollitas en vinagre, morrón y mézclalo con una cucharada de curry. Y todo esto con la mayonesa.

Rebozar pescado

Para rebozar el pescadito antes de freírlo, pon la harina en una bolsa (de las que se utilizan para congelar los alimentos), y mete los pescaditos limpios y bien escurridos y sacude la bolsa con fuerza y listo.

Sirve también para cualquier alimento que quieras rebozar, ensuciarás menos y no quedan pegotes de harina.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Repostería fácilAditivos alimentarios
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado