Congelar alimentos

Todos los alimentos se pueden congelar. Eso sí, hay que saber la mejor manera de hacerlo y respetar el tiempo que pueden conservarse. Sigue leyendo

Congelar alimentos

Dicen que todos los alimentos son susceptibles de ser congelados. Pero has que tener en cuenta para qué vamos a utilizar los alimentos después y cuánto tiempo podemos mantenerlos congelados, ya que algunos cambian su consistencia tras la congelación.

Te comentamos la mejor manera de congelar para que el alimento se conserve en el mejor estado posible.

  • Claras de huevo: si has hecho algún postre y sólo has utilizado las yemas, puedes congelar las claras para usarlas más adelante. Puedes hacerlo juntas en algún bote que cierre hermético. También las puedes congelar en cubiteras, de este modo, cada cubito es una clara. Utiliza un cubitera con tapa. Las yemas y los huevos enteros no se pueden congelar.
  • Congelar pan: puedes congelarlo entero o en porciones. Mételo en una bolsa de plástico que sea gruesa, o en un tupper que cierre con tapa. De este modo se conservará bien hasta un mes.
  • Congelar fruta: puedes congelar cualquier fruta, pero ten en cuenta que al descongelarla estará mucho más blanda. La podrás utiliza para preparar batidos o postres. Es mejor que las congeles en trozos, si son frutas grandes, y peladas.
  • Congelar yogur: puedes hacerlo en su propio envase y se conservan en perfecto estado 2 meses, pero como en casi todos los productos, se producirá un cambio de textura.
  • Congelar papillas caseras: puedes preparar las papillas de carne o pescado y verduras y congelarlas para tener siempre preparada. Se conservan sin problemas al menos un mes. Pero deberás volver a triturarla tras descongelarla, porque si no se quedan grumos. Congélala con un poco de caldo extra, para que al triturarlo no se quede demasiado espesa.
  • Congelar masa de galletas o de pan: hazlo en un recipiente hermético. Puedes mantenerla congelada un máximo de 6 meses.
  • Congelar queso: puedes congelarlo durante 6 meses, en un recipiente hermético y siempre que el congelador sea no frost. Descongélalo en la nevera, para evitar que se deshaga.
  • Congelar zumos no naturales: aguantan hasta 1 año en su brick
  • Congelar jamón serrano: dura hasta 3 meses sin problema, pero puede cambiar la textura. Si viene envasado al vacío, al descongelarlo a penas cambia nada.
  • Congelar carne picada: es mejor que la pongas en una bolsa para congelar y la separes por raciones. Dura hasta 4 meses.
  • Congelar caldo: se congela y no pierde ni sus propiedades ni sus características. Duran hasta 6 meses.
  • Congelar cremas de verduras: se conservan hasta 6 meses sin problemas, pero pierden su textura y se quedan más aguadas. Es mejor que una vez descongeladas las vuelvas a triturar y la pongas en un cazo a calentar.
  • Congelar pescado: lávalo y escúrrelo bien y luego mételo en una bolsa para congelar. Aguanta 3 meses sin ningún problema.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Recetas vegetarianasRepostería fácil
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado