Descongelar los alimentos

Es importante saber cómo descongelar cada tipo de alimento para que mantengan las mismas propiedades que antes de congelarlos. Aquí van unos consejos:

Descongelar los alimentos

Para descongelar los alimentos, ya sean comprados o congelados por ti misma, no basta con meterlos al microondas. De hecho muchas veces, al descongelar de este modo, los alimentos se quedan secos o pierden su consistencia.

Debes saber que un alimento que se ha descongelado no se puede volver a congelar, a menos que los cocines antes. Así que si no vas a consumir todo lo que va en el paquete de una, es mejor que hagas paquetes con las raciones justas para cada vez.

Si compras productos congelados, es importante que no rompas la cadena del frío, Es decir, que estén el menor tiempo posible fuera del congelador. Coge los congelados justo antes de salir del supermercado y utiliza una bolsa térmica para llevarlo a casa. De este modo garantizarás la perfecta conservación de los alimentos.

Descongelar verduras, hortalizas y legumbres

Si tienes tiempo, lo mejor es dejar que se descongelen a temperatura ambiente. Pero si las tienes que preparar hervidas, puedes sumergirlas directamente en agua hirviendo.

Las espinacas sólo necesitan dos minutos de cocción. El resto, en general, con ocho minutos tienen suficiente. De todos modos, en la parte posterior del paquete irá indicado el tiempo necesario de cocción.

Después deja escurrir y listo para seguir cocinando o para comer directamente.

Descongelar pescado y marisco

Lo ideal es sacarlo del congelador el día de antes. Envuélvelo en un paño húmedo y después con papel de aluminio. Si se te ha olvidado sacarlo, el mismo día puedes poner el pescado o el marisco en un bol hondo con agua fría y sal. Una vez descongelado, ponlo sobre un paño seco para que se escurra.

Descongelar carne

Como el resto de alimentos, lo mejor es dejar que se descongele a temperatura ambiente, o en el frigorífico, el día de antes. En ambos caso cubre la carne con una tapa de plásticos de las que se utilizan para cocinar en el microondas. De este modo evitarás que le caiga nada encima.

Si se trata de trozos pequeños de carne, puedes cocinarlos directamente, a fuego medio. No utilices fuego demasiado fuerte, porque se harán por fuera y se quedará crudo y congelado por dentro.

No utilices el microondas para descongelar la carne (en la medida de lo posible). La mayoría de las veces, la carne se cuece antes que se descongela y al cocinarla se queda seca.

Descongelar comida ya cocinada

Si hiciste cualquier guiso y congelaste las sobras, de nuevo lo mejor es descongelarlo a temperatura ambiente, ya que si el guiso lleva diferentes ingredientes (carne o pescado, verduras, etc.), cada uno tiene un tiempo diferente de descongelación.

Si es un guiso con caldo, puedes terminar de descongelarlo en el puchero, a fuego lento.

Puedes utilizar también el microondas con una tapa específica para él. De este modo es como si de hiciera al vapor. Puede ser que en ocasiones tengas que hacerlo en varias veces: la primera vez se descongela y la segunda se calienta. De este modo la comida no quedará seca.

Si te sobra algo ya no puedes volver a congelarlo.

Descongelar potitos

Si sueles preparar un gran puchero para la comida de la semana de tu bebé y lo congelas, para descongelarlo es mejor a temperatura ambiente. Puedes sacarlo la misma mañana o la noche anterior.

Una vez descongelado, pásalo por la batidora de nuevo, para evitar que tenga grumos, y después puedes calentarlo.

Descongelar cremas o purés

En el caso de las cremas de verduras o purés, al descongelarlo verás que el agua que contiene se separa del resto. Para que el puré quede mejor, pásalo por la batidora una vez descongelado y caliéntalo en un cazo (en el caso se las cremas más líquidas), o en el microondas. Quedarán como recién hechas.

Lo que no hay que hacer

  • Descongelar los alimentos diferentes a la vez en el microondas.
  • Descongelar bajo el chorro del agua del grifo.
  • Descongelar alimentos en el microondas envuelto en papel film.
  • Volver a congelar un alimento que ya hemos descongelado, aunque no lo esté del todo.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
La dieta de los niños en edad escolarVerduras de noviembre
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado