Frutas de temporada

Hay que consumir fruta todo el año, pero ahorraremos si compramos la fruta de temporada. Vamos a hacer un repaso a las que podemos encontrar en marzo

Frutas de temporada

Es tan importante comer fruta en invierno como en verano. Pero también es importante cuidar la salud de nuestro bolsillo, por eso ahorrarás si compras frutas de temporada.

Frutas de marzo

El aguacate: Es rico en vitaminas E, A, B1, B2, B3, D, y C, además contiene Hierro, Fósforo, Ácido Fólico y Biotina. Existen más de 500 clases de aguacate en todo el mundo. A la hora de comprarlos elígelos que no estén ni muy duros, ni muy maduros.

La fresas: Contienen agua y fibra y apenas tienen calorías. Además son ricas en vitaminas C y E, en Potasio, Magnesio y Calcio. Los mejores meses para las fresas son marzo, abril y mayo, siendo en estos dos últimos mucho más dulces. A la hora de comprarlas, has de fijarte en que estén tersas y brillantes (las hojas verdes también). Evita las que esté mustias o mates. Para conservarlas en la nevera, utiliza el envase de plástico (o la bolsa con agujeros) y ponlas en la parte alta de la nevera.

Los kiwis: Contienen mucha fibra, muy pocas calorías y mucha vitaminas (es una de las frutas mundialmente recomendadas por sus múltiples propiedades). Pueden comerse en cualquier época del año. Al comprarlas fíjate que no estén demasiado maduros, porque suelen tener mal sabor. Si los compras muy verdes, ponlos junto con peras y manzanas y se madurarán antes. Consérvalos a temperatura ambiente.

Las naranjas: Contienen vitaminas A y C, a penas tiene grasa, pero colesterol (del bueno), fibra, Calcio y Fósforo. La mejor época para las naranjas es de enero a mayo y además son más baratas. Puedes conservarlas a temperatura ambiente y así conseguirás más zumo, y en la nevera pueden aguantar hasta tres semanas.

Las peras: Tienen mucha fibra y muy pocas calorías, por lo que se recomiendan en las dietas de adelgazamiento. Contienen vitaminas B y C, Potasio, Calcio y Ácido Fólico. Existen más de 1.500 variedades de peras. Cuando las compres, mira que no tengan golpes y que no estén muy verdes ni muy maduras. Consérvalas en el frutero, fuera de la nevera y a temperatura ambiente.

La piña: Contiene un 85% de agua, mucha fibra y es un excelente quema-grasa. Además de vitamina C, B1, B6 y E, potasio, magnesio, yodo, cobre, manganeso, acido fólico… Existen muchas variedades de esta fruta, pero las más conocidas son: Smoth Cayenne, Queen (Australia y Sudáfrica), Red Spanish (Costa Rica y Cuba), Pernambuco (Brasil), Enanas (Baby Sudáfrica), Amazonas (Sudamérica). A la hora de comprarla, tiene que tener las hojas verdes y la piña un tono un poco anaranjado. Cuando la compres ha de estar madura, porque esta fruta sólo madura en el árbol y si la comprar verdes, siempre estará ácida. Una vez la empieces, puede guardarla en la nevera, con papel film unos cuantos días.

El plátano: Contiene muchas calorías, además de fibra, hidratos de carbono y un 75% de agua. En cuanto a las vitaminas contiene A, C, B1, B2, B6, Potasio, Cloro, Magnesio, Fósforo, Azufre, Calcio, Sodio, Hierro y Cobre. Se pueden comer en cualquier temporada del año. Las variedades más consumidas, son las de Canarias. A la hora de comprarlos, mira que no tengan golpes ni muchas manchas marrones (aunque si alguna, ya sabes que es la marca del plátano canario). Si los compras verdes, puedes dejarlos fuera de la nevera y madurarán a los pocos días. Si los metes en la nevera, tardarán más en madurarse y se pondrán de un color marrón feo, pero no cambiará su sabor.

El pomelo: Al contener ácido cítrico, está recomendado en las dietas de adelgazamiento, aunque a penas contiene fibra. Lo que sí contiene es vitaminas A, C, B1, B2, B6. Potasio, Calcio, Magnesio, Ácido fólico, flavoides, aceites esenciales, beta-caroteno y antioxidantes. Hay unas 20 clases de pomelo y varía su dulzor y su acidez, así como su color, que va desde amarillo a anaranjado. Se suelen consumir en otoño y en invierno. Si te gustan los pomelos dulces, puedes comprar los rosas y si no puedes añadirles azúcar o miel.

Media:
(9/10) 1 voto
Tu nota:
Origen de la mona de Pascua
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado