Los carbohidratos

Los carbohidratos son muy importantes para nuestro organismo ya que nos proporcionan la energía que necesita nuestro cuerpo y nuestro cerebro

Los carbohidratos

Los podemos encontrar en casi cualquier alimento de origen vegetal y animal y su función es servir como fuente de energía para todas las funciones de las células de nuestro organismo. También son conocidos como hidratos de carbono o glúcidos.

Los carbohidratos aportan cuatro calorías por cada gramo. En una alimentación variada y equilibrada, la mayoría de los hidratos de carbono provienen de frutas y verduras, aunque también nos aportan vitaminas, minerales y fibras naturales, por eso son beneficiosos y muy importantes para la salud. El resto, deben ser carbohidratos complejos, por lo que provienen de cereales y sus derivados, que son ricos en vitaminas del grupo B, minerales, proteínas de origen vegetal y fibra.

Importancia de los carbohidratos

Es muy importante darle al cuerpo los hidratos de carbono que necesita, porque en el caso contrario, el organismo utilizará las reserva de proteínas para que los procesos del metabolismo estén activos.

Si la ingesta es insuficiente (la cantidad mínima diaria recomendada es 100 gramos), la grasa se metaboliza de forma anormal acumulándose en los cuerpos cetónicos, de modo que el organismo no suministrará la energía que necesitan el corazón y el cerebro.

Los hidratos de carbono que consumimos van a parar al hígado y a los músculos, dónde se trasforman en el azúcar que el organismo necesita. Si existe un exceso de hidratos de carbono, este se transforma en grasas y se acumula en el tejido adiposo.

Tipos de carbohidratos que existen

  • Simples: Son los conocidos como monosacáridos, y son, por ejemplo, la glucosa y la fructosa, que son los azúcares naturales presentes en muchos alimentos. Se absorben rápidamente por el organismo, lo que provoca que el organismo genere inulina, que es la responsable de estimular el apetito y al mismo tiempo estimula la absorción de grasas. El azúcar, la miel, el jarabe de arce, las jaleas o mermeladas y sobre todo las chucherías, contienen grandes cantidades de azúcares simples. La leche, las hortalizas y la fruta también contienen estos azúcares, pero tienen un alto contenido en agua que lo compensa.
  • Complejos: O polisacáridos. Son de lenta absorción y están presentes en alimentos integrales y en tratados. De estos hidratos de carbono es de dónde el cuerpo extrae la energía que necesita (y lo hace poco a poco, conforme lo va necesitando). Por eso un exceso de hidratos de carbono complejos sin ejercicio, suele desencadenar una obesidad o sobrepeso. Los hidrocarburos complejos provienen de alimentos como: pan, pasta, cereales, arroz, legumbres

Necesidades diarias

Cualquier persona adulta debería ingerir alimentos ricos en carbohidratos, en concreto un 55 por ciento, además de un 30 por ciento de grasas y el 15 por ciento restante de proteínas.

Para controlar el peso, limita los alimentos con azúcares simples (o carbohidratos simples), evita alimentos como galletas, chocolate, refrescos, zumos que no sean naturales y en general cualquier producto que contenga azúcares, y consume más cantidad de alimentos con carbohidratos compuestos como los cereales integrales (sin azúcar), verduras, frutas, lácteos y legumbres.

Lo ideal sería consumir entre 3 y 5 raciones de carbohidratos al día, por ejemplo: dos piezas de fruta fresca, entre 30 y 40 gr de galletas o pan integral, entre 50 y 100 gr de  arroz o pasta integral o entre 30 y 60 gr de fruta variada.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
HortalizasAlimentación sana en los niños
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado