Postres de verano

Cuando el calor aprieta, apetece comida más refrescante. Toma nota de estos postres de verano, que endulzarán y refrescarán las comidas y cenas de verano

Postres de verano

Cuando el verano se acerca apetece comer más ligero, cosas frescas y refrescantes, que no nos pesen en el estómago. Acorde a esto, aquí os presentamos una lista de postres de verano, ligeros, sabrosos y que disfrutaréis en los días de más calor del año.

Macedonia de frutas

Postres de verano - imagen 2

La macedonia es un postre que no puede faltar en verano: además de todas sus vitaminas, el agua de la fruta nos ayuda a no deshidratarnos durante el día y su azúcar natural, nos aporta energía.

Una macedonia ligera puede prepararse con sandía, melón, fresas, piña, higos, pera, albaricoques, cerezas, kiwi, melocotón, zumo de limón… Combina las frutas que más te gustan, trocéalas de un tamaño similar y disfruta de una rica y socorrida macedonia de verano

Si queremos añadir algo de gracia a nuestro postre, podemos agregar azúcar, canela, leche de coco, nata líquida o incluso un chorrito de ron o cava.

Si queremos presentar el postre de una manera más vistosa, podemos ensartar la fruta en palillos largos, a modo de brochetas.

Polos de sandía

Postres de verano - imagen 3

Ingredientes

  • 800 g de sandía
  • 2 melocotones
  • Cerezas
  • 1 limón
  • 4 cucharadas de azúcar
  • Agua

Elaboración

Pon a hervir cuatro cucharadas de agua con las cuatro cucharadas de azúcar y el zumo de un limón. Deja que hierva durante cinco minutos, retira el cazo del fuego y deja que enfríe.

Corta la sandía y los melocotones a trozos y tritúralos con batidora junto al jarabe que has preparado en el fuego. Cuela el resultado y rellena los moles de para polo.

Antes de cerrar los moldes y congelarlos, podemos introducir trozos de cerezas (deshuesadas).

Un postre muy refrescante que nos ayudará a que los más pequeños consuman más fruta en verano.

Helado de queso

Postres de verano - imagen 4

Ingredientes

  • Barquillos
  • 1 tarrina de queso de untar
  • 2 yogures naturales
  • 6 cucharadas de azúcar glas
  • 1 cucharada de mermelada de frambuesa

Elaboración

Vacía los yogures en un bol y bátelos.

Añade el azúcar y el queso de untar y mezcla bien con unas varillas, hasta que quede una pasta homogénea.

En otro bol, vacía el resultado de la mezcla anterior, agrega la mermelada y remueve con un tenedor.

Tapa el bol con papel de plástico (papel film), y asegúrate de que el plástico está pegado a la mezcla para que se cree hielo en el congelador.

Congela el helado. Sirve cuando la mezcla ya esté dura (unas dos horas aproximadamente).

Podemos mejorar esta receta si añadimos a nuestro helado de queso, trozos de galleta, de chocolate blanco o de frutas del bosque.

Etiquetas: Postres
Media:
(9/10) 2 votos
Tu nota:
Almuerzos para el recreo de los niñosAzúcar moreno
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado