Verduras de temporada

Una buena forma de ahorrar comprando alimentos es adquiriendo aquellos que son de temporada. En este artículo hablamos de las verduras de temporada

Verduras de temporada

Muchas veces nos preguntamos cómo ahorrar en la cesta de la compra, una buen forma de hacerlo es comprando siempre verduras de temporada.

Verduras de marzo

La acelga: Está compuesta en un 91 por ciento de agua, por lo que son muy buenas si quieres cuidarte. Además tiene vitamina A y C, minerales, magnesio, yodo y hierro. Las puedes consumir durante todo el año, pero su mejor temporada es en otoño-invierno.

Al comprarlas debes tener en cuenta que no duran más de dos días en la nevera y que es mejor consumirlas lo más frescas posible. A la hora de elegirlas han de estar frescas, con las hojas muy verdes, brillantes y sin picaduras y con las pencas muy tiesas (también puedes comprarlas de las que vienen en bolsa, ya cortadas y lavadas).

La alcachofa: Sólo tiene entre 30 y 40 calorías y está indicada para dietas. Contiene vitamina A, B6, calcio, hierro, fósforo. Además contiene glúcidos, que transforman el azúcar natural en energía. Las variedades más apreciadas son de Benicarló (Castellón), de la Vega Baja del Segura (Alicante) y de Cartagena (Murcia).

Cuando las compres elige las que estén más cerradas y con las hojas más apiñadas, son las más tiernas.

La calabaza: El 90 por ciento de la calabaza es agua, tiene muy pocas calorías, pocos hidratos de carbono y es rica en fibra. Contiene vitaminas A, C, B1, B2, B3 y B6, potasio, calcio, hierro, cobalto, boro y zinc. Existen dos variedades: la de verano (con la piel más fina, mayor cantidad de agua y se pone mala antes), y la de invierno (que tiene menos agua, la piel más gruesa y dura hasta seis meses). Puedes cocinarla y luego congelarla y dura sobre un mes.

Al comprarla elígela que esté brillante y sin marcas.

El espárrago verde: Contiene un 90 por ciento de agua y es rico en fibra, por lo que favorece el tránsito intestinal. Contiene vitaminas A, C, B1, B2, B6 Y E. Potasio, fósforo, magnesio y calcio y tiene además propiedades antioxidantes. Existen tres variedades de espárragos: blancos, espárragos verdes y espárragos silvestres o trigueros. Al comprarlos, elige los que tengan las puntas compactas y el tallo largo y de un verde uniforme. Si la parte por donde están cortados está seca no los compres. Al cortarlos utiliza las manos. Dobla el extremo y el espárrago se cortará por dónde no está tierno.

Col o repollo: Contiene el 92 por ciento de agua, mucha fibra y pocas calorías e hidratos de carbono. Es rico en azufre, potasio, fósforo, aluminio, flúor, bario, ácido fólico, biotina… Existe muchas variedades de col: el repollo liso, la col rizada, la col lombarda y el repollo chino. Al comprar la col debe estar dura y compacta, limpia y con hojas verdes y tiernas. Puedes conservarla en la nevera, dentro de una bolsa perforada, durante al menos una semana y si la congelas, utiliza los tallos más gruesos y duran en buen estado unos ocho meses.

Las habas: Contienen vitaminas C, A, E, B1, B2. Mucho potasio, fósforo, sodio, calcio, anti-oxidantes, proteínas, fibra y muchas calorías. La mejor temporada para consumirlas es de enero a junio. Al comprarlas las vainas han de estar duras y de color verde brillante, y al partirla ha de crujir. Si se dobla sola o está mustia, no las compres. A temperatura ambiente se conservan bien 3 o 4 días. En la nevera aguanta semanas. Las puedes pelar y congelarlas crudas o cocinadas. Se mantienen muy bien por muchos meses.

El pimiento: Son ricos en fibra, contienen mucha agua y apenas tienen calorías. Contiene vitamina C (muchísima, más que los cítricos) E, A, B1, B2, B3 y B6, fósforo, potasio, magnesio, calcio, ácido fólico y beta carotenos. Existen varias clases de pimientos (verdes, rojos y amarillos), pero los verdes son más suaves y los rojos tienen más sabor. Al comprarlos hemos de fijarnos en que sean carnosos, duros, sin manchas y con la piel brillante. Dentro de una bolsa (con agujeros) en la nevera aguantan unos 15 días. Puedes congelarlos después de cocinarlos.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Nuevas alternativas de alimentación: el quornVerduras de junio
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado