Ahuyentar insectos

Moscas, mosquitos, hormigas, cucarachas... los insectos son muy molestos en muchas ocasiones, pero existen trucos caseros para ahuyentarlos. ¿Comenzamos?

Ahuyentar insectos

Ahuyentar insectos

  • Ahuyentar a las hormigas:
    • A las hormigas no les gustan los pepinos, así que para evitar que entren en casa, puedes poner unas peladuras de esta verdura en el paso de las hormigas o en el hormiguero.
    • También puedes ahuyentar las hormigas poniendo una línea de bicarbonato en el sedero que suelan hacer para entrar a tu casa. O simplemente hazlo en la puerta de entrada a la casa.
  • Ahuyentar las moscas:
    • Puedes colocar ramitos de menta y ruda cerca de las puertas o las ventanas.
    • También puedes poner clavos de olor en medio limón.
    • Algunas plantas también sirven para ahuyentar moscas, como la albahaca, la planta del clavo de olor o el laurel fresco, así que puedes plantarlas en el balcón o en jardineras en las ventanas.
    • El laurel seco también sirve para ahuyentar las moscas. Quema unas hojas en un recipiente y el humo las mantendrá alejadas.
  • Para ahuyentar los mosquitos, puedes plantar en casa lavanda, citronella o rosa de malva.
  • Puedes fabricar tu propio repelente de insectos. Haz una infusión de manzanilla (de la natural), y cuando se enfríe ponla en una botella de esas que tienen un spray y rocíate con ella.
  • Si ya te han picado, para aliviar la molestia que causa, licua un par de pepinos y ponlos en cubiteras. Cuando se hayan convertido en hielo, utilízalo para refrescar la piel. Además también ahuyentarás a los que puedan venir.
  • Si tienes cucarachas en casa, puedes fabricar tu propio veneno para eliminarlas: Mezcla a partes iguales ácido bórico, azúcar molido, bicarbonato de sodio, yeso y fécula de maíz. Pon la mezcla en recipientes detrás de la lavadora o el lavavajillas, en rincones o encima de la nevera. Ten cuidado de que no accedan a esta mezcla los niños ni las mascotas.
  • Si sales a comer al campo, o a la playa, puedes ahuyentar las moscas con bolsas de plástico transparentes llenas de agua, o dejando aparte un plato con los desperdicios de la comida (peladuras de fruta, huesos, etc.). Preferirán ese festín a acercarse a ti.
  • Para alejar las avispas, corta una botella por la mitad. En la parte del culo de la botella pon un poco de miel y añade un poco de agua y pon encima la otra parte de la botella pero al revés. Las avispas entrarán atraídas por la miel pero no podrán salir.

Media:
(6/10) 2 votos
Tu nota:
Ordenar tu armarioReciclar correctamente
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado