Ordenar tu armario

Mantener ordenado el armario de la ropa, te evitará rompederos de cabeza cada mañana. Ánimo, aprende a decir adiós a toda esa ropa que no utilizas

Ordenar tu armario

Con los cambios de temporada, tu armario se convierte en un caos difícil de controlar. Ropa de invierno y de verano compiten por permanecer plegada y en su sitio. No es fácil, pero te damos unas pautas para que tu armario tenga siempre un aspecto presentable.

Cuándo es el momento de ponerse a ello

Cualquier momento es bueno, pero si ves que es imposible sacar algo sin que el resto de ropa permanezca en su sitio, ha llegado el momento. Escoge un día que no tengas nada que hacer para ponerte a ello. Saca toda la ropa del armario para empezar a llenarlo desde cero. Si no te haces el ánimo tú sola, pídele ayuda a una amiga o a tu pareja.

Mentalízate

Ordenar tu armario - imagen 3 Piensa qué te has puesto durante la temporada y qué no, puedes clasificarlo en tres grupos. Uno con los que sueles ponerte, otro con lo que te pones menos y otro con toda esa ropa que llevas años acumulando y que hace ni se sabe cuánto que no te pones.

Es el momento de deshacerte de este tercer grupo. Sé sincera contigo misma. Si no te los has puesto en un par de años, lo más probable es que no te lo vuelvas a poner. Este grupo abarca todo tipo de prendas, desde las que ya no te vienen (porque has engordado o adelgazado), hasta ropa que llevabas hace muchos años y que sientes apego por ella.

Desecha la que finalmente te dé igual (puedes donarla a caridad o depositarla en uno de esos contenedores dónde luego la venden con fines solidarios). La que no te venga, y guardas la esperanza de volver a ponerte, guárdala en cajas y súbela a los altillos o al trastero. Sácala sólo cuando pienses que puedes volver a usarla.

Con los zapatos, exactamente lo mismo. Si están demasiado viejos o estropeados, ha llegado el momento de deshacerse de ellos, o si te hacen daño y no te los pones nunca.

Hazlo en compañía

Ordenar tu armario - imagen 2 Así tendrás otro punto de vista sobre cosas que dejar y cosas que no. Muchas veces volvemos a guardar cosas por indecisión, y al final se quedan en el fondo del armario, otra vez.

Revisa las prendas básicas que tienes, porque quizás también sea el momento de tirarlas y comprar otras nuevas: Camisas blancas con botones, vaqueros, alguna chaqueta de punto, camisetas blancas o negras…

Ante la duda, pruébatelo

Si no sabes qué hacer con alguna prenda, pruébatela. Si te ves estupenda con ella, consérvala. Si no te convence, deshazte de ella. La próxima vez que te la pongas te verás igual de mal. No merece la pena dejarla en el armario ocupando sitio.

Accesorios y complementos

Más de lo mismo. Pañuelos, gorros, bufandas, collares y pulseras de fantasía o de mercadillo. Ocupan espacio y ya no te los pones porque han pasado de moda o porque están estropeados.

Separa las cosas de valor de las que no lo tienen. Si tienes cosas de oro estropeadas, rotas o que has perdido la pareja, puedes venderlas y comprar cosas nuevas. Las cosas que no tienen valor y están viejas o desparejadas, tíralas (o si tienes alguna hija o sobrina quizás le encante ese regalo para disfrazarse).

Ordenar y clasificar

Como se suele decir cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa. Puedes empezar con la ropa que ha de estar colgada: Camisas, pantalones, vestidos, abrigos, etc. Ordénalo por prendas: abrigos con abrigos, pantalones con pantalones y camisas con camisas. Si las agrupas así luego es más fácil encontrar las cosas. Si compartes armario con tu pareja, coloca la suya en sentido inverso.

Pon en los cajones camisetas, pijamas, ropa interior, cinturones y otros complementos. Pero todo por separado, para que luego no tengas que ir rebuscando. Para las cosas pequeñas puedes hacerte con cajas de ordenación. De este modo las cosas no se quedarán desperdigadas dentro del cajón.

En cuanto a los zapatos, si tienes un zapatero y te caben las cajas, es mejor ponerlos dentro para que se conserven mejor. Para no tener que abrir cada caja, puedes etiquetarlas con lo que contienen.

Ánimo con la tarea, tu armario y tu ropa te lo agradecerán. Y perderás menos tiempo cada mañana buscando lo que quieres ponerte.

Media:
(8/10) 4 votos
Tu nota:
Trucos caseros de limpiezaAhuyentar insectos
2 comentarios sobre Ordenar tu armario
Sainor
Sainor Opinó hace más de un año

Pondré en marcha los consejos

+ - +1
Votos: +1 y -0
FamilyLindoSevilla
FamilyLindoSevilla Opinó hace más de un año

Buen artículo y una foto genial...

+ - 0
Votos: +0 y -0
Desconectado
Desconectado