Broncéate (con maquillaje)

Lucir un bonito bronceado no es cosa de exponer nuestra piel a las inclemencias del sol, podemos conseguirlo a base de maquillaje. He aquí unos consejos

Broncéate (con maquillaje)

Llega el buen tiempo y la ropa de verano y los colores… Ahora es cuando más apetece ponerse al sol y recuperar un poco del color que nuestra piel ha perdido a lo largo del invierno, pero para ganar algo de tono, no es necesario exponer tu piel a las agresiones del sol para estar bronceada. Las nuevas tendencias nos llevan hacia unos maquillajes nude que además aportarán a nuestro rostro luz y volumen.

Para conseguir este efecto, es importante mantener nuestra piel bien hidratada. Después debes cubrir con una base de maquillaje las zonas más oscuras, como alrededor de las nariz, ojeras, y barbilla, y el resto del rostro con apenas una fina capa de color.

Es mejor que utilices un maquillaje con a penas uno o dos tonos más que tu piel y luego añadas otros tonos bronceadores, como los polvos de sol, que aportan tonos cálidos muy sutiles.

Aplícate estos polvos de sol con una brocha gruesa. Pero no lo hagas directamente sobre la cara. Sacude la brocha en el dorso de la mano o sóplale. Luego, a penas has de rozar la cara, para evitar pegotes o manchas más oscuras.

A continuación aplícate colorete en la parte alta de los pómulos, siempre en un tono más claro que la base. Utiliza colores naturales, tonos pastel para pieles claras, y coral o melocotón para pieles más oscuras

No olvides aplicar maquillaje base a los párpados y después una sombra nude en tonos claro. Esto hará que tu mirada rejuvenezca. Maquilla los ojos y las mejillas con el mismo color pero en diferentes tonos. Para los ojos, es mejor aplicar la sombra en la línea de la cuenca de los ojos. Así parecerán más grandes.

Utiliza un rímel que alargue las pestañas, pero sin aportar demasiado volumen. Así ta dará un aire más fresco y juvenil.

Finalmente, para los labios, utiliza barras semitransparentes. Aportan brillo con un toque de color a la vez que mantienen los labios hidratados. Aunque si quieres un toque extra de color y larga duración, puedes maquillar tus labios nude con un delineador para dibujar toda la boca, después difumínalo con la punta del dedo y aplica un bálsamo labial o un gloss, según te apetezca.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Protegerse del sol
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado