Cuida tus uñas

En muchas ocasiones las uñas son las grandes olvidadas en nuestra rutina diaria de hidratación. Apunta estos consejos para cuidar tus uñas en casa

Cuida tus uñas

Las uñas son otra de tus armas de seducción. Dicen mucho de ti y aun así, no les damos toda la importancia que se merecen. Ha llegado el momento de que las mimes y les des otro aire a tus uñas.

Lo primero es darles un baño de agua tibia y jabón. Sumérgelas en uno durante unos 10 minutos. Después sécalas y retira las pieles muertas de alrededor de las uñas.

Cuida tus uñas - imagen 3 Retira los restos de pintauñas con quitaesmaltes y después masajéalas con abundante crema de manos y uñas o con aceite de almendras dulces, para hidratarlas. Límalas utilizando limas que no sean de metal, ya que son las que más estropean las uñas. Hazlo desde los lados hacia el centro. Después utiliza un pulidor de uñas para darles brillo.

Cada persona tiene un tipo de uñas, y en consecuencia hay que cuidarlas:

  • Si se te rompen las uñas con facilidad, no las lleves demasiado largas. De este modo será más fácil igualarlas cuando alguna se rompa. Para que se vuelvan más fuertes, puedes aplicarles cada noche crema especial para la hidratación de las uñas o un poco de aceite de oliva. También puedes utilizar productos endurecedores.
  • Si tus uñas tienen surcos o relieves, suelen producirse por el uso de algunos detergentes o por no usar guantes cuando se manipulan sustancias abrasivas. Puedes mejorar esto usando guantes cuando hagas las tareas de la casa e hidratando las uñas. Además, hidrátalas y llévalas siempre con una capa uniforme de laca.
  • Si tus uñas son demasiado duras, se debe a que las tienes demasiado secas. Debes hidratarlas lo más posible, con cremas o aceites.

Cuida tus uñas - imagen 2 Pero si no te gusta dedicarles tanto tiempo, puedes recurrir a otros métodos, como uñas de gel o de porcelana. Aunque lo último en manicura, es una técnica que se llama Shellac. Es un sistema de manicura de larga duración que se aplica como un esmalte y que nos aporta un acabado de gel. El color aguanta intacto durante al menos dos semanas y las endurece y las hace prácticamente irrompibles. Además no es demasiado caro, ya que su precio oscila entre los 20 y los 30 euros. La principal ventaja con las uñas de gel y de porcelana es su acabado natural, ya que se aplica sobre la uña natural y no hay que construirla.

Pero aun pudiendo disponer de alternativas artificiales para lucir unas uñas perfectas, lo más importante es mantener la salud de tus uñas, así que:

  • Lávate las manos con agua fría, mejor que con caliente.
  • No te comas la uñas ni te arranques pieles muertas con los dientes.
  • Utiliza guantes de látex o de goma para las tareas domésticas.
  • Los esmaltes de uñas y los quitaesmaltes resecan las uñas, así que evita usarlos continuamente (y sobre todo los de secado rápido, que resecan todavía más).
  • Si tienes que cortarte las uñas es mejor que lo hagas después de la ducha, o poniéndolas antes en remojo. Evitarás que se rompan o se astillen.
  • Lo más importante es mantener manos y uñas hidratadas.

Media:
(9/10) 1 voto
Tu nota:
Diccionario cosméticoTeñirse el pelo
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado