Tatuajes de henna

Los tatuajes de henna son una opción natural para decorar nuestro cuerpo. La henna se obtiene triturando las hojas secas de la Lawsonia Alba Lam

Tatuajes de henna

Los tatuajes de henna son una buena alternativa si quieres lucir un tatuaje pero no estás segura de quererlo para siempre. La henna natural es completamente inofensiva, y proviene de la hoja seca y el pecíolo de una planta llamada Lawsonia Alba Lam. Para hacer la pasta de henna se trituran las hojas secas y el pecíolo hasta obtener un polvo de color verde parduzco. Luego se mezclan con aceites esenciales y zumo de limón (que ayuda a liberar el tinte de las hojas). Después se añade azúcar para dar consistencia. Al aplicarlo en la piel esta adquiere un color naranja pálido, que poco a poco se vuelve marrón oscuro.

El color del tatuaje puede variar dependiendo de la procedencia de la planta: si proviene de India, en concreto de la región de Rajastán, su color es más rojizo. La del sur tiene tonos más marrones. La Yemení y la Marroquí son de un marrón más oscuro.

El tiempo necesario para la pigmentación depende del color de la piel (en ocasiones hasta 12 horas). Del mismo modo su duración depende del grosor de la piel y de la zona del cuerpo dónde hagas el tatuaje. En las manos y pies, será más oscuro y duradero, en el resto del cuerpo, más claro y se irá antes.

Pero en ocasiones, lo que se vende cono henna no lo es. Si la pasta con la que te van a decorar es negra o el resultado que promete es un dibujo negro, no te lo hagas.

La henna nunca es negra. Ese color se consigue añadiendo para-fenilendiamina (o PPD por sus siglas en inglés). Este producto químico está prohibido en la mayoría de países de la Unión Europea, ya que puede producir alergias que no se manifiestan inmediatamente. De hecho en ocasiones tarda hasta semanas. Esta henna negra puede producir enrojecimiento, picor, ampollas y en el peor de los casos cicatrices permanentes.

Esta henna negra se utiliza en lugares turísticos para acelerar el tintado de la piel, ya que de otro modo se debe esperar como mínimo cuatro horas antes de quitarse la costra que forma la henna, además de no bañarse, ni hacer ejercicio… Utilizando esta henna negra el tatuaje queda fijado en 10 minutos, con lo que los clientes ven el resultando casi al instante y se van tan contentos.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Cremas con veneno de serpienteAutomaquillaje
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado