Las mascotas te ayudan a educar a tus hijos

Acoger una mascota en casa influye en los beneficios sociales, físicos, emocionales y cognitivos de nuestros hijos, ayudando así a una educación más amplia

Las mascotas te ayudan a educar a tus hijos

Raro es que algún padre o madre no haya escuchado la famosa frase de: ¡Papá, mamá, quiero un perro! Y muchas veces no escuchamos bien el significado real que contiene, pensando que puede llegar a ser una carga para la familia. En este caso, hablaremos del animal de compañía más común y con más beneficios para los niños, que evolucionan de forma mucho más avanzada con uno de ellos como parte de la familia. 

Algunos de los aspectos más importantes en el desarrollo de un niño son potenciados sin necesidad de mantener un lenguaje explícito, y aquí te mostramos los beneficios.

Emocionales

La responsabilidad que supone tener una mascota en casa, enseñará al pequeño a adquirir responsabilidades acordes a su edad. Hay que tener en cuenta la edad del niño, ya que si por ejemplo tiene 3 años, podremos animarle a que le ponga agua todos los días. Tareas que carecen de peligro como el cepillado, dotarle de agua o alimentos son algunas de las tareas que pueden realizar si su edad está comprendida entre 3 y 7 años. En esta tarea mediada por los padres, el perro sólo será un vehículo para el aprendizaje.

La autoestima de un niño es uno de los pilares fundamentales de su futuro, por lo que esta relación puede convertirse en uno de sus primeros éxitos, aumentando así la confianza en sí mismos a la hora de establecer relaciones con otros niños o adultos.

Cognitivos

Como seres curiosos que son, el niño suele interesarse por una raza en concreto, pero deberemos aplicar la sensatez y animarlos a que tomen partido en las clases o adiestramiento de nuestro perro. Esto hará que aumente su desarrollo cognitivo, pues a su vez también lo hace el deseo de aprender. 

Sociales

Aquellos niños que conviven con sus mascotas tienen tendencia a evadirse de los problemas que haya en casa, generando así un sentido de organización. También influye en la autonomía, provocando una mayor empatía y respeto hacia los demás.

Físicos

Hay muchos niños que no tienen una actividad deportiva como preferencia y al final, terminan llevando una vida sedentaria. Si los animamos a sacar a la mascota de paseo, realizarán ejercicio sin darse cuenta.

Para evitar problemas en el desarrollo de alergias tener un perro o un gato también puede ser una buena solución.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Libros que te ayudarán a educar a tus hijos
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado