Los padres y la crianza

Criar a los niños es la mayor aventura que unos padres pueden afrontar. Madre y padre tienen que aportar amor, respeto, tolerancia, disciplina, etc.

Los padres y la crianza

En ocasiones el papel de los padres queda relegado a un segundo plano, al menos en los primeros meses de vida del bebé. Pero no hay que olvidar la importancia de un padre para la crianza de su bebé.

  • Es imprescindible que los padres pasen el mayor tiempo posible con sus hijos: Por las mañanas, durante las comidas, al volver de trabajar, a la hora del baño… cualquier momento es bueno. Lo realmente importante es saber que lo prioritario son ellos y lo demás queda relegado a un segundo plano. Porque la calidad del tiempo que pasen con ellos marcará el desarrollo de su personalidad de los niños: Ellos aprenden de lo que reciben cuando están junto a su papá.
  • Los progenitores deben tener una relación basada en el respeto y el amor (aunque ya no seáis pareja). El padre y la madre han de hablar bien siempre el uno del otro y fomentar la resolución de conflictos. La relación de los padres y su relación marcará la identidad del niño.
  • Los padres son los modelos de los hijos. A ellos les copian la forma de ser, de relacionarse con las personas y las cosas de su entorno o a resolver y afrontar problemas. Por eso no es de extrañar que imiten gestos o comportamientos.
  • Los niños necesitan tanto a su padre como a su madre. Pero no necesitan un padre totalmente permisivo ni uno totalitario. Tiene que estar en todos los ámbitos de los niños (tanto en los juegos como en lo cotidiano).
  • Hacer planes que incluyan a los niños es algo muy especial para ellos. O darles sorpresas de vez en cuando con juegos, excursiones o chucherías. Porque lo realmente importante para los niños no es tener muchos juguetes, es pasar mucho tiempo con sus padres, poder jugar con ellos y reírse y disfrutar.
  • También es muy importante escucharles. Animarles a compartir sus inquietudes y sus miedos. De este modo aprenderán a expresarse y a combatir, a expresar su opinión y hacerse entender.
  • Los padres deben crear el vínculo con sus hijos. Si priorizan sus intereses por encima de los de sus hijos, estos se volverán más dependientes de sus madres. Los padres han de ser amorosos y demostrarles que son lo más importante de su vida.
  • Pero también hay que saber marcarles límites. Poner reglas, enseñarles a ser independientes porque es beneficioso para ellos, tanto ahora como cuando sean mayores.
  • Los padres han de estar pendientes de las cosas de sus hijos. No vale con fijarse sólo en la diversión o en el colegio. Ambas cosas son igual de importantes, como lo es preguntarle cómo le va con sus amigos, o en las extraescolares del colegio. Siempre la comunicación es fundamental.

Media:
(8/10) 2 votos
Tu nota:
Las rabietas de los niñosEducar a los niños
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado