Actividades y enfermedades cerebrales

Si no ejercitamos nuestra mente con retos nuevos día a día, nuestro cerebro se acostumbra a nuestras rutinas y perdemos capacidad de pensar y razonar

Actividades y enfermedades cerebrales

No hacer ejercicio hace que se pierda masa muscular, además de fuerza y de ánimo. Con el cerebro sucede algo parecido. Si no se ejercitan sus conexiones y sus capacidades pierden parte de sus capacidades.

Existen estímulos para mantener el cerebro sano y activo durante mucho tiempo. Esto se logra mediante determinados ejercicios.

El problema de la era actual es que cuando el cerebro establece rutinas muy marcadas, ya no necesita pensar. Para que el cerebro vuelva a activarse necesita nueva información para procesar. Con esto aparecerán nuevas neuronas o se reestablecerán sus conexiones.

Actividades y enfermedades cerebrales - imagen 2 Con el paso de los años, las cosas pueden resultar más complicadas, incluso las tareas más sencillas que habías estado realizando sin problema. En ese momento sólo hay que darse la oportunidad de intentarlo, y ver que una vez lo intentas, la segunda es menos complicada, y así sucesivamente. Después hay que empezar con cosas que no se habían hecho nunca, como manejar el ratón del ordenador, programar la lavadora o enviar un mensaje con el móvil.

Aprender tareas nuevas activa nuestro cerebro. No sirve hacer sudokus o crucigramas. Al principio activa el cerebro, pero con el paso del tiempo se convierte en una rutina y deja de serle útil, ya que se basan en modelos de repetición.

Lo importante es la estimulación social, el interactuar con otras personas. El estar uno sólo con sus propios pensamientos, dándole vueltas a lo mismo, es más fácil que lleve a una depresión más que ayudar. En ocasiones, muchas personas rechazan el contacto con otras personas por miedo a lo desconocido. A estar en un entorno que no controlan y no les parece seguro.

Con las nuevas técnicas de entrenamiento del cerebro que ha diseñado el psicólogo Shlomo Breznitz, llamadas "CogniFit", se baraja la posibilidad de utilizarlas para curar la dislexia, la esquizofrenia, la depresión y el Alzheimer. Aunque es algo muy lejano, los resultados de las investigaciones son bastante alentadores.

Es importante invertir en este tipo de estudios, pero los gobiernos son un poco reticentes a dar ayudas a proyectos que no tienen resultados a corto plazo.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Cirugía ocularApnea del sueño
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado