Cómo cuidar tus dientes

Mantener con salud tu boca y tus dientes, debe ser una prioridad. Te ofrecemos algunos consejos para que sepas cómo cuidar tus dientes de manera fácil

Cómo cuidar tus dientes

Hablamos de la salud de la piel, del pelo, de las uñas, pero muchas veces olvidamos otras partes de nuestro cuerpo mucho más importante. Una boca sana, sin caries, es sinónimo de salud.

De hecho hay estudios que relacionan la salud de las encías y el desgaste con enfermedades coronarias. Otros estudios demuestran que la depresión puede estar relacionada con una mala higiene bucal.

Ten en cuenta que cada día miles de bacterias invaden tu boca cuando comes, bebes, besas, etc., por lo que una correcta higiene se convierte en algo imprescindible.

Cómo lavarte los dientes de una forma eficaz

El cepillado es más eficaz con un cepillo de dientes eléctrico. Los más recomendados son los de Oral B y Philips. Son más eficaces porque eliminan mejor la placa bacteriana y previene la formación de sarro y al mismo tiempo previene las caries y la gingivitis.

Cada persona y cada edad necesitan una pasta de dientes específica, aunque siempre es aconsejable elegir una que contenga flúor y factores antisarro.

Cómo cuidar tus dientes - imagen 2

Si tienes sensibilidad dental, compra una pasta específica para ello.

Si finalmente te decantas por el cepillo eléctrico, debes deslizarlo despacio y suave sobre los dientes, sin presionar y durante al menos dos minutos. Si utilizas el cepillo de dientes de toda la vida, es mejor elegir uno con púas suaves, entrecruzadas y de diferentes niveles y con un mango adecuado para el tamaño de tu mano. Luego cepilla de forma rotatoria, durante al menos dos minutos.

Cepilla también la parte interior de las mejillas, la lengua y las encías.

Al terminar, es importante limpiar muy bien el cepillo, porque en él se quedan adheridos la placa que se ha desprendido de los dientes, así como las bacterias de la boca (también es importante no dejarlo tocando otro cepillo).

Después enjuágate bien con abundante agua.

Utiliza la seda dental entre los dientes para eliminar aquello que el cepillo no ha podido y luego vuelve a enjuagarte con un enjuague bucal que contenga flúor y específico para cada tipo de problema (caries, sensibilidad dental, gingivitis, etc.), pero recuerda que un enjuague sin un correcto cepillado no sirve para nada.

Cómo mantener una boca sana

Visita a tu dentista de forma regular y un par de veces al año hazte una limpieza dental más a fondo (tú dentista te indicará la frecuencia con que debes hacerlo).

El tipo de dieta influye mucho en la salud de tus dientes. Es aconsejable una alimentación sin demasiados hidratos de carbono y rica en vitaminas, mineras y calcio y evitar los alimentos con exceso de azúcar (como bollería, pasteles, etc.). Sustituye las bebidas azucaradas por zumos naturales. Procura no “picar” entre horas, pero si lo haces que sea queso, yogurt, vegetales crudos o fruta.

Es importante cepillarse después de cada comida (aunque estés fuera de casa), porque de otro modo la comida se queda entre los dientes hasta que los cepillas y así aumenta el riesgo de caries. Si no puedes cepillarte, mastica chicle con xilitol, que ayudan a neutralizar los ácidos de la boca y de este modo a reducir el riesgo de caries.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Donar sangreSalud en el pelo
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado