Dejar de fumar con el cigarrillo electrónico

Los cigarrillos electrónicos están de moda para intentar dejar de fumar. ¿Funcionan? Quizá sea pronto para decirlo, pero las ventas suben como la espuma

Dejar de fumar con el cigarrillo electrónico

De un tiempo a esta parte están apareciendo en las esquinas de todas las calles tiendas de cigarrillos electrónicos y cada vez es más frecuente ver a gente pasear con su cigarrillo electrónico colgado del cuello. Es la nueva moda para dejar de fumar, reducir el consumo o compaginarlo (para poder fumar en bares). ¿Funciona realmente como método para dejar de fumar? ¿Es totalmente inofensivo?

Los cigarrillos electrónicos, llamados también e-cigarrillos, eCig o vaporizador electrónico, son para muchos la nueva panacea para intentar dejar de fumar, sin embargo no están regulados como producto para ese uso, por lo que no se venden en farmacias (no se ha aprobado que sean medicamentos como otros sustitutivos de nicotina –pastillas, parches-).

Dejar de fumar con el cigarrillo electrónico - imagen 2

Los cigarrillos electrónicos se cargan con una sustancia que puede o no contener nicotina. Las primeras semanas los usuarios que quieren dejar de fumar utilizan soluciones con nicotina, y van reduciendo el porcentaje progresivamente, hasta eliminarla por completo. En ese momento, se pasa a utilizar solo la solución base con unas gotas de sabores (o sabor a tabaco) para ayudar a los exfumadores en el proceso de paliar la ansiedad a la nicotina conservando el hábito de fumar. Sin embargo, también hay que acabar paulatinamente con el uso del cigarrillo electrónico, puesto que conservar el hábito puede llevarnos a reincidir en el consumo de líquidos con nicotina o incluso cigarros.

¿Funciona? Ya hay diversos estudios que hablan de su eficacia estadística a la hora de dejar de fumar, y es que, aunque está pensado para cambiar el molesto y dañino humo por un vapor inocuo, son muchos los fumadores que han visto en este producto una vía para aparcar un vicio malsano que se está convirtiendo en todo un lujo.

A falta de estudios que demuestren o desmientan los rumores que ya circulan sobre ellos (que también podrían ser cancerígenos), lo cierto es que en ningún caso parece que vayan a ser peores que el tabaco. Eso sí, la OMS desaconseja su uso, al menos hasta que se publiquen informes que dejen claras las virtudes y defectos de este efervescente producto.

Dejar de fumar tiene múltiples beneficios y si estás pensando en dar mejor calidad a tu vida acabando con la adicción al tabaco, quizá estos famosos (¿de manera efímera?) cigarros electrónicos sean la respuesta, sin embargo, recuerda que siempre puedes acudir a tu médico habitual para pedirle consejo sobre la mejor forma de acabar con tu adicción.

Media:
(9/10) 1 voto
Tu nota:
Métodos para combatir la resacaLatigazo cervical: recomendaciones para su rehabilitación
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado