Dopamina

¿Sabes qué es la dopamina? ¿Qué nos causa la falta de dopamina en nuestro organismo? ¿Qué influencia tiene en nuestras adicciones? Entérate de todo aquí

Dopamina

La dopamina es una hormona que cumple funciones de neurotransmisor, al tiempo que activa cinco receptores celulares de dopamina (D1- relacionado con un efecto activador, D2-efecto inhibidor, D3, D4, D5). Además la producen muchas partes del sistema nervioso, en especial la sustancia negra (es una porción heterogénea del mesencéfalo, y un elemento importante del sistema de ganglios basales). También la produce el hipotálamo y su función principal es inhibir la liberación de prolactina del lóbulo anterior a la hipófisis.

El fármaco simula la acción del sistema nervioso simpático y promueve la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, pero no atraviesa la barrera hematoencefálica, por lo que no afecta al sistema nervioso.

La dopamina controla los centros responsables de la actividad motora, regula algunas secreciones hormonales y trasmite información a las células del mesoencéfalo, que a su vez la envía al córtex frontal y al sistema límbico. Su importancia se debe a que estas células son las responsables de las funciones emocionales de la personas, así que un funcionamiento incorrecto puede derivar en algún tipo de psicosis.

Se fabrica a partir de un aminoácido llamado tiroxina y, principalmente, las células que contienen dopamina se encuentran en el sistema límbico, la corteza cerebral, el hipotálamo y la sustancia negra.

En caso de déficit

La dopamina está relacionada con el desarrollo de adicciones. Esto quiere decir que si nuestro organismo no produce la suficiente, el cerebro no recibe la información de recompensa que espera tras una acción. De hecho drogas como el opio, la heroína, el tabaco y el alcohol, promueven la liberación de dopamina, de modo que el cerebro siempre querrá más de esa sustancia, con el fin de tener esa liberación de dopamina.

Y es que la producción de dopamina también se asocia a la de la endorfina, que es la hormona que nos hace sentir bien y felices, algo así como un anestésico natural. Si el cuerpo libera dopamina, también los hace con las endorfinas, dando al organismo una sensación de felicidad. Esto es lo que explica por qué las personas adictas comienzan a tomar drogas para sentirse mejor y terminan necesitándolas para no sentirse mal.

Aunque el déficit de dopamina no influye sólo en las adicciones. También desempeña un papel importante en el aprendizaje y la memoria. Esto se debe a que cuando la dopamina llega a una sinapsis, los circuitos desencadenan pensamientos o motivaciones o acciones prioritarias.

Recientes estudios médicos, publicados en la revista Journal of the American Medical Association, relacionan la carencia o déficit de dopamina con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). En este estudio se investigó si existen anomalías en la parte del cerebro dónde se encuentra el circuito de recompensa que se asocia a la dopamina. Los resultados demostraron que hay evidencias de una menor disponibilidad de los receptores D2 y D3 en personas con TDAH, en dos regiones del cerebro claves en la motivación y la recompensa. La conclusión final nos dice que la falta de dopamina, puede producir falta de concentración, impulsividad e hiperactividad, al tiempo que hace más vulnerables a estar personas a padecer adicciones o a abusar de sustancias.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
NoradrenalinaFluoxetina
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado