Salud en el pelo

Mantener el cabello sano debería ser lo primero al levantarte. Te damos unos pequeños trucos para mantener el cabello en buen estado y disfrutar de pelo

Salud en el pelo

Tu pelo es tu carta de presentación. Es una de las primeras cosas que la gente ve de ti. Por eso hay que mimarlo para que tenga el mejor aspecto posible. Por eso deberías conocer tu tipo de cabello y seguir unas sencillas pautas.

Lo primero para disfrutar de un pelo sano en lavarlo de la manera adecuada. No sirve meterse en la ducha, mojarlo y frotar con fuerza.

Antes de nada, es aconsejable cepillarte el pelo, para desenredarlo y eliminar células muertas.

Una vez en la ducha, hay que mojarlo bien y usar poco jabón para lavarlo. Emplea para ello las puntas de los dedos y da un suave masaje (las raíces suelen estar más sucias que las puntas).

Para aclararlo, utiliza agua tibia. Después utiliza un acondicionador adecuado a tu tipo de cabello y vuelve a aclarar.

Escúrrete el pelo si retorcerlo demasiado y luego envuélvelo en una toalla. Después péinalo con un peine de púas anchas.

Evita el secador en la medida de lo posible, y si has de usarlo utiliza un producto para proteger el pelo del calor. Lo mismo que si utilizas plancha o rizador.

Cómo cuidar cada tipo de cabello

Cabello graso

Se debe a una producción excesiva de sebo (que en su justa medida es necesario para la salud del pelo). Esto puede provocar irritaciones, picores y caída del cabello.

Lo mejor para mantenerlo limpio, es elegir un champú de PH neutro. Evita el champú para niños que tienden a engrasarlos más de la cuenta. No te frotes demasiado fuerte el cuero cabelludo cuando te laves y no lo hagas dos veces seguidas. Con una es suficiente.

Aclárate con agua fría y no lo frotes demasiado con la toalla para escurrirlo.

Cabello seco o teñido

Aunque no te lo parezca, este tipo de cabello hay que cuidarlo del mismo modo que el cabello graso. Lo mejor es utilizar una mascarilla desde la raíz a las puntas y ponerte un gorro de ducha durante unos 20 minutos. El calor favorece la absorción de los ingredientes del producto, para una mejor hidratación. Transcurrido este tiempo acláralo con abundante agua fría para tonificar el cuero cabelludo.

El cabello seco sufre más en verano, con lo que es aconsejable que utilices pañuelos o gorros para protegerlos del sol.

Es conveniente lavarlo una vez cada dos días, para evitar que se reseque.

Trucos caseros para mejorar el cabello

Cabello seco

Lavar el pelo con tu champú habitual. Aplastar un aguacate y añadirle una cucharada de aceite de joroba o de germen de trigo y aplicarlo por todo el pelo y cubrirlo con un gorro de ducha 15 minutos. Después aclarar y volver a lavar con tu champú.

Cabello graso

Hierve una patata y tritúrala bien y añádele el zumo de medio limón. Aplícatelo en la cabeza y mantenlo durante 20 minutos. Después acláralo con agua templada y lava el pelo como siempre.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Cómo cuidar tus dientes
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado