Tendinitis

Las tendinitis son inflamaciones de los tendones producidas por un mal movimiento o una sobrecarga. Son dolorosas y nos impiden mover bien la zona afectada

Tendinitis

¿Molestias en un hombro, el codo o la muñeca? Quizá sufras una tendinitis provocada por tu propio ritmo de vida. La tendinitis es la inflamación de los tendones, es dolorosa y puede afectar a nuestro día a día. En jóvenes, está provocada por un mal movimiento, un sobreesfuerzo o una sobrecarga en una zona particular del cuerpo, mientras que en mayores puede suponer un desgaste del tendón por el paso del tiempo y su uso.

No es una dolencia grave, pero sí una dolorosa y molesta, que nos impedirá en gran medida mover la zona afectada.

Tipos de tendinitis

Las tendinitis pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero lo más habitual es que las suframos en las articulaciones. Estas son las más comunes:

  • Hombro, conocida como del manguito rotador, puede derivarse de una sobrecarga o un mal movimiento.
  • Muñeca, son habituales en trabajos donde las muñecas repiten un mismo movimiento una y otra vez.
  • Talón de Aquiles, se da en atletas, y puede sucedernos al subir muchas escaleras.
  • Planta del pie, se da sobre todo en personas obesas o aquellas que pasan el día de pie.
  • Codo, llamada codo de tenistas, por ser habitual al practicar este deporte.

Los síntomas de sufrir una tendinitis son un dolor agudo en la zona, hinchazón y entumecimiento.

Si sentimos estas molestias, lo mejor es acudir al médico para una exploración física de la zona y/o hacernos placas en el caso de que las considere oportunas nuestro doctor (para buscar calcificaciones en el hueso, sobre todo depende de nuestra edad).

Cómo cuidar una tendinitis

El reposo es fundamental para recuperarse satisfactoriamente de una tendinitis y recuperar nuestro ritmo de vida habitual. Para ello, son necesarios dos o tres días de reposo absoluto en los que tomaremos los medicamentos señalados por el doctor (para reducir la inflamación). A mucha gente le cuesta estar parado tanto tiempo, pero si no lo curamos bien, nos encontraremos ante una lesión recurrente.

Podemos aliviar nuestro dolor con compresas de frío y calor aplicadas en la zona.

El dolor intenso pasará en pocos días, pero la recuperación completa tarda más tiempo y es importante que durante varias semanas no carguemos peso, no corramos, no hagamos movimientos bruscos (depende del lugar de nuestra tendinitis).

Para tratar las tendinitis existe una terapia natural llamada Osteopatía (llamada la terapia de las lesiones que no aparecen en las radiografías), que se basa en masajes terapéuticos para restaurar la movilidad de nuestro tejido.

Media:
(9/10) 1 voto
Tu nota:
Beneficios de dejar de fumarCaída del cabello
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado