Tiroxina

La tiroxina es una prohormona que regula el metabolismo celular... ¿En qué nos afecta la falta de tiroxina en el organismo? Sigue leyendo para conocer más

Tiroxina

La tiroxina es la hormona responsable de que el organismo tenga la cantidad de yodo necesaria. Se la conoce usualmente como T4. El yodo es necesario para el buen funcionamiento de las tiroides. Se obtienen a través del yoduro y en el intestino se reduce a yoduro iónico, el cual es absorbido por la tiroides. De ahí se incorpora a la tirosina, que es un aminoácido.  Este aminoácido produce monoiodotirosina (T1) y diodotirosina (T2). La unión de estas dos moléculas da lugar a la tiroxina (T4).

Todos estos elementos se almacenan en las hormonas tiroideas y de ahí a la sangre (con la ayuda de un trasportador de compuestos yodados).

La tiroxina es una prohormona que regula el metabolismo celular. Si hay un descenso de producción, el metabolismo se ralentiza, lo que puede derivar en un aumento de peso, en un debilitamiento muscular, sensibilidad al frío, disminución de ritmo cardíaco y pérdida de la actividad mental que no indican las alertas.

Un aumento acelera el metabolismo, produciendo taquicardia, aumento del apetito, pérdida de peso, nerviosismo, irritabilidad, taquicardia y sensibilidad al calor. La tiroxina interviene en el crecimiento corporal, sobre todo en el del sistema nervioso.

Si durante el embarazo hay un déficit de tiroxina, se produce una formación menor de neuronas. Y durante los primeros años de vida afecta al crecimiento y al desarrollo de los órganos reproductores y del cerebro.

En caso de déficit de tiroxina

Pueden aparecer enfermedades como:

  • Hipotiroidismo congénito (ausencia de tiroides)
  • Excesiva producción de tiroxina con lo que aumenta la actividad metabólica.
  • Bocio simple o multinodular tóxico.
  • Cáncer de tiroideo.
  • Estados de depresión y ansiedad.
  • Alteraciones de conducta y cambios de humor
  • Albinismo
  • Alteraciones de la pigmentación de la piel.

Alimentos ricos en tiroxina

En caso de deficiencia de tiroxina se recomienda comer carne, pescado, leche y huevos. Legumbre y cereales integrales, soja, almendras, cacao, manzanas, sandía, aguacates y algunas verduras como acelgas, pepinos, espárragos, zanahorias, lechuga, pepino y berros.

A tener en cuenta

  • El consumo de anticonceptivos orales pueden disminuir la cantidad de tiroxina en el organismo.
  • La tiroxina potencia los efectos de la cafeína y otros estimulantes naturales.
  • El ácido fólico, la vitamina B6 y cobre, son imprescindibles para convertir la L-tiroxina en neurotransmisores.
  • No se recomienda su uso en caso de trastornos de la alimentación.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Tanorexia: adicción a tomar el solOrtorexia
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado