Incesto: origen y tabú

El incesto fue una práctica muy popular entre las antiguas civilizaciones que se aferraban al poder con matrimonios dentro de la misma familia

Incesto: origen y tabú

El incesto es uno de los temas tabú por excelencia en la mayoría de las culturas. Tanto por creencias culturales como por pragmatismo, esta práctica se convirtió en una actividad perseguida.

El incesto no siempre ha estado mal visto. Era una práctica habitual ya en el antiguo Egipto, sobre todo entre la monarquía. El principal motivo que les llevaba a ello era mantener el linaje real. Pero no es la única cultura en la que existen referencias a cerca del incesto, también las hay en la sociedad de la antigua Grecia, en Roma y actualmente sigue vigente en algunas regiones del Tíbet.

Principales causas del tabú

Fue precisamente ese afán de conservar el linaje real lo que llevó a la prohibición de los matrimonios dentro de la misma familia. El poder quedaba siempre concentrado en las mismas manos, lo que no le gustaba a la mayoría. De ahí la promulgación de leyes para evitarlo.

Por considerar el matrimonio entre miembros de la misma familia poco práctico para la economía familiar. Casarse con personas de otras familias hacía que las economías familiares mejoraran. Era mejor opción si la familia necesitaba ayuda económica si la familia pasaba por apuros financieros.

Otro de los motivos fue considerar que el matrimonio dentro de la familia alteraba el orden práctico. Además con esta práctica el grupo se retrotraía, además de un aislamiento social, ya que anula la posibilidad de que nuevos miembros se una a ella. Además produce una alteración de las relaciones jerárquicas, ya que por ejemplo, padre y marido al mismo tiempo, es difícil de llevar.

Unos de los principales motivos que llevó a la prohibición del matrimonio entre familiares fue el biológico. De hecho los estudios recientes realizados en torno al incesto, siguen apuntando a los problemas hereditarios que tienen los hijos nacidos de estos padres. Y es que tras varias generaciones de incesto, la variación genética se ve considerablemente reducida. De este modo se puede explicar que tras años de matrimonios entre familiares de la realeza española, se impusiera la norma de que las casas reales europeas debían pactar matrimonios para evitar estos grados de consanguinidad que se daban en la familia real en la época de Carlos II.

Para Sigmund Freíd el incesto era un impulso básico de la psique humana. El enfrentamiento entre miembros de la misma familia por ser el líder sexual de sus hembras es algo innato en el ser humano y fue este el motivo por el cual el incesto se convirtió en un tabú, ya que era primordial evitar este tipo de enfrentamientos entre miembros del mismo grupo social.

En las antiguas sociedades de cazadores y recolectores, el incesto cesó de modo natural, ya que debido al alto índice de mortalidad de la época y a la esperanza de vida de la época, las madres ya eran unas ancianas cuando los varones alcanzaban su madurez. Esto hizo que de forma espontánea los varones y mujeres jóvenes buscaran a personas fuera del ámbito familiar.

Causas del incesto en la actualidad

Muchos de las causas de incesto que se dan en la actualidad están más relacionados con los abusos a menores que con un acto voluntario. Así el abuso sexual se encuentra entre una de las principales causas de incesto. Puede comenzar con un acto que, aparentemente, no tiene connotaciones sexuales, como un masaje en la espalda y terminar con una relación sexual con o sin violencia, como evolución lógica de ese comportamiento.

La falta de afecto por parte de algún progenitor, o de ambos, puede hacer que se fije la atención en algún miembro de la familia con el que se tiene algún lazo afectivo, y que este se torne en una obsesión que lleve, finalmente, a la consumación sexual.

Normalmente, las víctimas de estos actos son mujeres, aunque los hombre también la sufren, pero en menor grado.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Anillos de compromisoLa cuenta atrás para tu gran día
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado