Pilates

La práctica de Pilates se ha extendido en los últimos años, siendo una de las opciones más demandadas en los gimnasios, ¿cómo nos beneficia el Pilates?

Pilates

En los últimos años practicar Pilates se ha puesto de moda. Es una buena forma de hacer ejercicio sin tener que hacer grandes esfuerzos. El pionero de este conjunto de ejercicios fue Joseph Pilates, quien lo definió como:

La ciencia y arte del desarrollo coordinado de la mente, el cuerpo y el espíritu a través de movimientos naturales bajo el estricto control de la voluntad.

Pilates - imagen 2 El método Pilates es una forma de practicar ejercicio en la que se trabaja el tono muscular, la fuerza, la resistencia, la flexibilidad y el control postural, por eso se considera una de las prácticas más completas. Quien lo practica asegura que se trabaja el cuerpo de forma integral, pero también la mente y el espíritu, buscando la armonía completa.

El ambiente de trabajo no tiene nada que ver con otras metodologías como el spinning o el aeróbic. En Pilates se utiliza una música suave y relajante, ya que es muy necesaria la comunicación entre el monitor y el alumno.

En el Pilates se trabaja lo que se denomina centro de fuerza o mansión del poder, que es la zona de los abdominales, los glúteos y la base de la espalda. Al fortalecer estas partes del cuerpo se pueden realizar otro tipo de ejercicios con el resto del cuerpo. En resumen, lo que se pretende conseguir es reforzar los músculos y alargarlos, no mediante movimientos repetitivos, ni levantamientos de peso, sino mediante tensión y estiramiento de las extremidades. Aunque el verdadero protagonismo lo tienen el torso y el abdomen.

Pilates - imagen 3 Los ejercicios son lentos y controlados, requieren precisión, controlar la respiración, concentrarse, saber mantener el autocontrol y hacerlo con fluidez. Los resultados son visibles a corto plazo. De hecho en 10 sesiones notarás diferencias en tu cuerpo de cuando empezaste y en 30 tu cuerpo habrá cambiado (o al menos eso aseguraba su creador).

Además de fortalecer el cuerpo y mantenerlo en forma, el Pilates consigue una mayor motricidad, una mejora en el sistema sanguíneo y en el linfático, la capacidad de concentración y el autocontrol. También ayuda a elevar la autoestima.

Para practicar Pilates necesitas material específico, con máquinas muy específicas o con colchonetas (aunque también se puede trabajar en el suelo), pero lo más importante es hacerlo siempre bajo la supervisión de un monitor, durante toda la sesión de ejercicios. Ésta actividades se pueden practicar sentado, tumbado o inclinado (esta pose ha de hacerse muy correctamente) y manteniendo siempre el control de cuerpo y de todas la partes de él que intervienen en la práctica de cada ejercicio.

¿Quién puede practicarlo y para qué está indicado?

Pilates - imagen 4 Es un método que puede practicar cualquier persona cualquiera que sea su condición física, y está indicado para aquellos que quieren mejorar su salud, ya que mediante el Pilates se pueden corregir lesiones, desequilibrios posturales o problemas posturales.

El Pilates también está indicado para:

  • Lesiones deportivas.
  • Personas que padecen tensión crónica.
  • Aliviar dolores provocados por malas posturas.
  • Prevenir lesiones, incrementar la fuerza física y mental, aumentar la densidad ósea, el malestar y el dolor.
  • Deportistas de élite.
  • Procesos de rehabilitación.
  • Ayudar a dormir mejor.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Tai ChiHacer deporte
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado