Reforzar el suelo pélvico

Reforzar el suelo pélvico es muy importante durante y tras el embarazo y sólo hay que hacer un poco de ejercicios para reforzar el piso pélvico

Reforzar el suelo pélvico

Reforzar el suelo pélvico es algo fundamental durante y después del embarazo. Y puedes lograrlo mediante masajes o ejercicios. El suelo pélvico es la franja muscular situada entre el pubis y el cóccix y el último obstáculo de tu bebé antes nacer.

Su función es mantener el útero a medida que crece durante la gestación, aunque también tiene gran importancia en la vida diaria, ya que sostiene la pelvis.

Recuperar la elasticidad del suelo pélvico después del esfuerzo que supone el parto, no es algo que se pueda hacer inmediatamente. De hecho es recomendable dejar transcurrir entre 6 y 8 semanas después de dar a luz.

Un 35 por ciento de las mujeres sufren pérdidas en el tono muscular, por no ejercitarlo. Y uno de los problemas derivados de ello es la incontinencia urinaria, a la que no se le suele dar importancia porque en ocasiones es reversible de forma espontánea, pero en otras no. De ahí la importancia de recuperar el tono muscular.

Si no tienes claro cuáles son los músculos que debes ejercitar, tu matrona y tu ginecólogo te lo indicarán y en las clases de preparación al parto te indicarán qué ejercicios debes hacer antes y después para fortalecerlo primero y fortalecerlo después. Aunque en tu día a día, puedes ir practicando también, por ejemplo, cuando vayas a hacer pipí, contrae los músculos de la vagina, de modo que cortes la micción y luego vuelvas retomarla.

También puedes practicar en la ducha. Contrae los mismos músculos y cuenta hasta cinco. Luego relájalos y cuenta hasta diez. Repítelo unas diez veces. En los días posteriores, repite el ejercicio, haciendo cada vez las contracciones más largas y las pausas más cortas. Aunque en principio te parezca que no haces nada, después del parto verás que te cuesta mucho al principio y cómo mejoras con el paso de los días.

Otros consejos para ayudarte con otras molestias derivadas

  • Intenta orinar con frecuencia, y si no tienes un baño a tu disposición siempre que lo necesitas, no bebas demasiados líquidos. Aguantarse puede ocasionar sobretensión en la vejiga y un sobreesfuerzo para el suelo pélvico.
  • Intenta mantener la regularidad intestinal. El estreñimiento tampoco favorece la recuperación de la elasticidad.
  • Orina antes de mantener relaciones sexuales.
  • Utiliza jabones indicados para la higiene íntima, sobre todo si te han practicado una episiotomía.
  • Trata de mantener un peso estable, sin engordar ni adelgazar demasiado.

Etiquetas: Embarazo
Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Hacer deporteTipos de Yoga
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado