Tipos de Yoga

¿Sabías que existen distintos tipos de yoga? Todos los tipos de yoga tienen el objetivo de proporcionarnos bienestar, pero existen diferencias

Tipos de Yoga

Has oído hablar del yoga y sus beneficios, pero quizás no te hayas planteado practicarlo o no te hayas decidido por ninguna de sus variantes.

EL yoga es originario de la India y significa unión. Con su práctica se persigue la unión del alma y el cuerpo, y el bienestar físico y mental, mediante determinadas posturas y ejercicios. Es una disciplina que se adapta a cualquier persona y a cualquier edad, por eso está indicada para todo el mundo, desde bebés hasta ancianos e incluso mujeres embarazadas. Quien practica el yoga asegura que logra desarrollar el equilibrio, la coordinación y la motricidad y practicado correctamente no tiene efectos secundarios. Todas las disciplinas de yoga buscan el mismo objetivo: levantar y estimular la energía Kundalini a través de la columna vertebral. En la espina dorsal se encuentran los Chakras o puntos energéticos y cada Chakra tiene su cualidad y todos son importantes.

Si eres nuevo en esto, lo más indicado para principiantes es el Hatha Yoga, que significa yoga para la salud. En él se utilizan técnicas de trabajo corporal, concentración, respiración y armonía interna para equilibrar los diferentes flujos de energía del cuerpo y tratar de conseguir la salud física y mental. Además, logramos aliviar los efectos del estrés en nuestro organismo y puede ayudar a mejorar enfermedades como la artritis, la fatiga crónica, el asma o incluso aliviar los achaques de la vejez.

Tipos de Yoga - imagen 2

El Yoga para embarazadas te brinda las herramientas para disfrutar de este momento especial de la vida y te prepara para el momento del parto. Ayuda a aliviar las molestias propias del embarazo tal como el dolor en las lumbares, la ciática, se fortalecen los tendones implicados en el sostén del bebé durante todo el embarazo, te ayuda a descansar las piernas y a relajar la espalda. Mediante los ejercicios de respiración te ayudan a relajarte en el inicio del parto y la meditación ayuda al bienestar de la madre y del bebé.

El Bhakti Yoga está basado en la doctrina amar a Dios y Dios es amor. Normalmente se practica en la cultura hindú, aunque no es exclusiva de ella. En esta disciplina no se practican asanas ni respiraciones, sino actos de culto, de servicio y de devoción por el ser supremo. Esta disciplina de yoga suele ser practicada por el movimiento Hare Krishnas.

El Bikram Yoga o Hot Yoga es uno de los que más de moda está actualmente. Se trata de un tipo de yoga que se practica en una habitación que está a una temperatura de unos 38º. De este modo los músculos están más relajados y se previenen las lesiones. También hace aumentar la resistencia física.

El Iyengar Yoga: En él se utilizan cintas y bloques para poder conseguir las posiciones. Se practica la concentración y la meditación y hay diferentes programas para aliviar problemas de espalda y otras enfermedades.

Tipos de Yoga - imagen 3

Una disciplina, algo más avanzada es el Kundalini Yoga. En ella se mezclan las asanas o posturas con ejercicios de respiración y meditación, y a través de ello se activa el funcionamiento de los órganos y se logra mayor elasticidad en los músculos. El trabajo de esta modalidad de yoga se centra en los Mantras. Las clases finalizan con una meditación que abre la mente y que con el paso del tiempo te ayuda a liberar la energía negativa.

Yoga para niños: En teoría la mejor edad para empezar a practicarlo son los 6 años, aunque si los padres ya lo hacen en casa en probable que los niños los imiten mucho antes. Además de un hábito de hacer ejercicio saludable, es que aprenden a relajar el cuerpo y la mente, aprenden a respirar correctamente, aumentan su capacidad pulmonar, fortalece su sistema inmunológico, mejoran la memoria y aprenden a dormir profunda y relajadamente, entre muchas otras cosas.

En realidad, esta es sólo una pequeña muestra de los diferentes tipos de yoga que puedes practicar. El principio y fin de esta disciplina es el mismo, así que sólo tienes que elegir cuál practicar y ponerte manos a la obra. Lo importante es hacer ejercicio a lo largo de la semana.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Reforzar el suelo pélvico
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado