Ikebana, arte floral japonés

El ikebana es un arte floral japonés que se ha convertido en un hobby con el que relajarse y evadirse. Aprende más sobre el ikebana y practica este método

Ikebana, arte floral japonés

Los japoneses llaman ikebana al arte del arreglo floral que se practica en el país desde hace más de 500 años.

En sus inicios el arte floral del ikebana comenzó a practicarse con un componente religioso. El budismo introdujo en las islas japonesas la tradición de ofrecer flores en los altares, y de ahí que surgiera la práctica de hacer las ofrendas lo más bellas posibles, siempre cuidando que sus diseños fueran horizontales, para alcanzar el cielo, y los motivos del centro floral se utilicen de tres en tres: cielo, hombre y tierra, en armonía. Actualmente se continúa con esta práctica como una afición, incluso fuera de las fronteras de Japón. En Europa y Estados Unidos, el ikebana es practicado por las clases altas como hobby de relajación.

Los arreglos florales de ikebana buscan la belleza en la composición, pero también ser un instrumento de meditación y espiritualidad que se practica en silencio.

Ikebana

¿Qué necesitamos para el ikebana?

Aunque podamos pensar que el ikebana es una práctica elitista por su coste, no es así necesariamente. Para la práctica de este arte nipón necesitamos: un kenzan (base donde se clavan las flores), tijeras, recipiente de cerámica y flores. Como veis, la inversión en flores será lo único que no amortizaremos de nuestra compra inicial, pero hay muchas flores de muy diversos precios (y a pesar de su IVA incrementado recientemente del 8 al 21 por ciento), para los centros de ikebana se necesitan muy pocas flores, por lo que en cada composición gastaremos poco.

Media:
(10/10) 1 voto
Tu nota:
Tipos de suelo para tu hogar
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado