Principios del Feng-Shui

El Feng-Shui es una práctica milenaria con la que se intenta equilibrar la energía de nuestro hogar o empresa. ¿Conoces los principios del Feng-Shui?

Principios del Feng-Shui

El Feng-Shui proviene de China y tiene una antigüedad de más de 4.000 años. Como casi todas las ciencias chinas está basado en la observación de la naturaleza, en todo lo que nos rodea.

La traducción de Feng-Shui es viento y agua. Los chinos dicen que este nombre se debe a lo incompresible de uno y lo inaprensible del otro. El viento es la energía que fluye a nuestro alrededor y el agua está presente en todo.

Feng-Shui

Se dice que hay un buen Feng-Shui cuando los vientos y las aguas que rodean nuestra casa o nuestro trabajo, están equilibrados, y que hay un mal Feng-Shui cuando hay problemas económicos, laborales, de relaciones con la familia o de pareja o problemas de salud.

Uno de los principios en los que se basa el Feng-Shui es tener la casa protegida por los cuatro animales celestes:

  • El tigre blanco, a la izquierda, para dar protección.
  • El dragón verde, a la derecha, para dar prosperidad.
  • La tortuga negra, detrás para dar apoyo
  • El fénix carmesí, de frente para dar buena suerte.

Dentro del Feng-Shui existen diferentes escuelas, la de la brújula, la de las formas y la Ba-Zai, entre otras. Aunque la metodología más fácil es la que practica la escuela de las formas, y es la Papua. Para poder aplicarla sobre tu casa o sobre tu negocio, es imprescindible saber el año de construcción del edificio, la fecha en que te mudaste allí y la fecha de nacimiento de las personas que viven o trabajan allí. Además de la orientación de la fachada principal y la fechas de las reformas que se hayan podido hacer en la casa.

Mediante el Feng-Shui se protege, mejora y cura la energía vital que circula alrededor nuestro, algo que se refleja en el espacio que habitamos. El equilibrio de la energía se basa en el concepto del Yin Yang, y de este concepto surgen los símbolos que constituyen los trigramas (símbolos compuestos por tres líneas cerradas Yang y tres abiertas, Yin, y están llenos de energía pura), necesarios para saber cuáles son las decisiones acertadas y cómo elegir bien. Son ocho los trigramas están incorporados al plano Pakua.

Cada trigrama representa un aspecto de la naturaleza: el cielo, el agua, la tierra, el lago, la montaña el trueno y el viento. Además representan las emociones y las cualidades de cada persona, las partes del cuerpo, los puntos cardinales, las estaciones y cada área de nuestra vida (lo personal, lo laboral, etc.). El centro de ellos, el hueco interior, representan el todo, la unidad cambiante del Tai-Chi.

Saber cómo actúan los elementos de la naturaleza nos ayuda a potenciar el Pakua. Los elementos fundamentales para la vida, según esta filosofía china son la madera (que produce fuego), el fuego (que produce la tierra), la tierra (que produce el metal), el metal (que al fundirse produce el agua), y el agua que es quien nutre la madera. Del mismo modo, existe un ciclo destructivo, que es el conocido mal Feng-Shui por el cual el metal corta la madera, la madera agota la tierra, la tierra contamina el agua, el agua apaga el fuego y el fuego funde el metal.

Con este ciclo de destrucción, la vida se encamina cuesta abajo y las cosas funcionan mal en todos los planos.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Normas básicas del Feng-ShuiEl planeta entra en déficit
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado