Hierbas aromáticas en casa

Si somos aficionados a condimentar nuestros platos con hierbas aromáticas podemos plantar en casa nuestras propias plantas cada temporada en el balcón

Hierbas aromáticas en casa

Disponer en tu casa de un jardín con tus hierbas aromáticas favoritas es más fácil y económico de lo que crees.

Primero, haz una lista de las hierbas con las que sueles condimentar tus platos (romero, tomillo, albahaca, etc.), o de aquellas que te gustaría probar. Segundo, busca un lugar en tu casa para el pequeño huerto. Puede ser el balcón, la terraza, o unas jardineras en las ventanas (siempre que te asegures que no pueden caer a la calle si hace aire).

Después puedes comprar semillas de las plantas elegidas o plantas ya germinadas. Puedes encontrarlas ya germinadas por precios que oscilan entre 1€ y 1,5€. Estas ya miden unos 15 centímetros. También puedes comprarlas más pequeñas, y serán más económicas. Si piensas cultivar alguna hierba de hoja perenne, colócalas dentro de casa en invierno, así no se morirán y no tendrás que volver a plantarlas cada año.

También puedes guardar las semillas de tu propia planta para el año siguiente y de este modo no tendrás que volver a comprar. También puedes guardar las semillas para varios años, siempre que las conserves en un lugar fresco y seco.

Las hierbas aromáticas no necesitan demasiados cuidados, sólo agua de forma regular y abono.

Ten en cuenta que plantas como la hierbabuena necesitan ser segadas con regularidad. Esto quiere decir que cuando sus hojas se vuelven feas o la planta se espiga, necesita que la cortes toda, dejando unos centímetros de la planta solamente. De este modo volverá a salir en pocas semanas con todo su esplendor.

Consulta al vendedor a la hora de comprarlas, así como de la regularidad del riego, de abono y de trasplante. Luego, simplemente, puedes utilizar las hierbas frescas lavándolas o secarlas para poder guardarlas.

Media:
(8/10) 2 votos
Tu nota:
BonsáisPlanta de interior 3
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado