Plantas de exterior

Con un jardín o una amplia terraza podemos cultivar nuestras propias plantas de exterior como rosales o claveles. Monta un jardín en la terraza

Plantas de exterior

Si tienes un jardín, una terraza o un balcón amplio, puedes cultivar plantas de exterior. Siempre que tengas en cuenta las condiciones de ese lugar a la hora de elegirlas. Te damos una pequeña muestra de plantas que son muy resistentes, para que tu espacio sea único.

Plantas de exterior - imagen 2

LOS GERANIOS: son una planta muy resistente, incluso al frío y a heladas suaves. No necesitan demasiados cuidados. Basta con regarlas un par de veces por semana y listo. Son tan válidas para lugares calurosos como para ambientes fríos. Además hacen muchas flores.

LOS ROSALES: se adaptan fácilmente al ambiente en el que habitan. Hay que podarlos en invierno, antes de que aparezcan los nuevos brotes. En verano necesitan bastante agua. Si quieres puedes ir guiándolos conforme crezcan e incluso formar setos con ellos, si no, puedes dejarlos crecer libremente. Sus flores alegran cualquier ambiente.

LAS HORTENSIAS: necesitan mucha agua y toleran bien los climas templados y húmedos, pero siempre que estén a la sombra. Aunque el sol de la mañana no les hace daño. El color de sus hojas depende del pH del suelo y pueden ser blancas, rosas o azules.

LAS VERBENAS: no hay que regarlas demasiado y les gusta un hueco con sol y sombra. Es una planta rastrera y sus flores duran desde la primavera hasta casi el invierno. Suelen ser de color morado y muy abundantes.

LAS CALAS: como a cualquier planta de bulbo, les gusta la humedad y la sombra. Florecen con la llegada de la primavera, con unos tallos largos y de un verde intenso y a continuación florece, con una flor blanca. Y sigue haciéndolo hasta el final del verano. No requiere demasiados cuidados, pero sí regarla con frecuencia y mantenerla a la sombra.

LOS CLAVELES: son muy resistentes al sol, aunque tampoco están mal a la sombra. Vive todo el año, aunque en invierno no tiene flores. Florece a partir de abril o mayo y con una planta pequeña puedes tener una muy grande, ya que se reproducen por esquejes.

LA LAVANDA: más que una planta con flores es una planta aromática, pero es estupenda para cualquier espacio al aire libre. Soporta cualquier tipo de clima, desde sequías a heladas. Le gusta mucho el sol y además te servirá para ahuyentar mosquitos.

LA ABELIA CONFETTI: es un arbusto rastrero con pequeñas hojas verdes con ribetes blancos y flores de color blanco. Es muy resistente a cualquier temperatura y no necesita demasiados cuidados, lo que la convierte en una planta muy indicada para exterior.

LAS MARGARITAS: florecen continuamente y son muy agradables a la vista. Necesitan un riego moderado y no demasiado sol. Las puedes encontrar de casi cualquier color. Es una planta un poco delicada y necesita un poco más de atención. Si se te olvida regarla un par de veces, es probable que se muera.

LA PASIONARIA: es una planta trepadora que, aunque se muere en invierno, renace ella sola en primavera. Sus flores son de un color morado muy intenso y muy espectaculares a la vista. Cuando la flor muere aparece su fruto y este se convierte en la fruta de la pasión.

LA HIEDRA: aunque no tiene flores, es una planta muy bonita que alegrará tus paredes desnudas. Están mejor en un lugar sin demasiado sol. Hay variedades de hoja perenne y caduca. Pregunta cuando la compres.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Cómo montar un huerto en tu balcónCuidados del césped, parte 2
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado