Plantas de interior 2

Esta es la segunda entrega de nuestra guía de plantas de Interior (Plantas de interior 2), con nuevas recomendaciones para tus plantas de casa

Plantas de interior 2

Plantas de interior

BILLBERGIA: Sus hojas son arqueadas, de un verde grisáceo con líneas plateadas que la atraviesan de forma transversal. Forman una roseta como un embudo, que le sirve para retener el agua en su interior. Esta planta solo florece cada 3 o 4 años, en primavera y sólo lo hace una vez a lo largo de su vida. Esta flor primero es color celeste y va cambiando su color hasta volverse rosada. Se marchita muy rápido, pero al secarse mantiene un aspecto decorativo durante varios meses.
La planta muere a sobre el segundo año después de la floración.
Siempre ha de estar la tierra húmeda, tanto en verano como en invierno, y la roseta debe estar llena de agua. No hace falta que la trasplantes ni que la podes.

  • A TENER EN CUENTA: Es mejor regarla con agua destilada o con agua de lluvia. A penas tiene enfermedades. No compres plantas en floración o te durarán poco.

AGLAONEMA: Sus hojas son verdes con manchas plateadas y sus flores blancas o amarillas, muy pequeñas, y sólo aparecen en los meses de verano. Necesita mucha humedad, por lo que has de regarla con frecuencia y abonarla cada 15 días desde marzo a agosto. Puedes ponerla en un lugar con sol y sombra, aunque prefiere los ambientes húmedos.
El trasplante se hace en primavera.

  • A TENER EN CUENTA: Si manipulas la planta, ponte guantes de jardinería, porque sus hojas contienen elementos irritantes para la piel y las mucosas. Para un mejor mantenimiento pon debajo de la maceta un plato con grava o piedras y mantenlas húmedas.

ALOE VERA: En contra de lo que se piensa, es una planta de interior, aunque la puedes poner en el balcón o terraza siempre que las temperaturas no desciendan de 5 grados.
Sus hojas son alargadas y triangulares, dispuestas unas sobre otras y formando un embudo. No hay que regarlas demasiado, y en invierno, menos todavía, y puedes abonarla con abono para cactus. Le salen plantitas pequeñas alrededor, así que si quieres más plantas, sólo tienes que sacarla de ahí y ponerla en otra maceta.

  • A TENER EN CUENTA: No dejes que se encharque o se pudrirá la planta. Cuando sus hojas han alcanzado los 30 centímetros, ya puedes cortarlas para aplicarla sobre heridas y quemaduras.

ANANAS: Sus hojas son arqueadas y dispuestas en forma de roseta. Pueden alcanzar los 90 centímetros de longitud. Su color es verde intenso con dos franjas amarillas a los lados y sus flores azules y salen desde dentro de la roseta. Hay que regarlas dos veces a la semana cuando hace calor y solamente una en invierno. No hay que trasplantarla nunca y, además de abonarla cada 15 días durante todo el año, el único cuidado que necesita es que le arranques las hojas secas. Necesita un lugar muy bien iluminado con mucho sol.

  • A TENER EN CUENTA: No requiere cuidados concretos, así que es una planta muy cómoda si no te gusta estar demasiado pendiente.

MARANTA: Existen 15 especies diferentes de esta planta y sus hojas varían de forma y color dependiendo de ella. Aunque por lo general, sus hojas suelen ser de un verde brillante con manchas plateadas negras o verdes oscuras. Necesita mucha humedad en épocas de calor y algo menos en invierno, y abonarla cada 15 días solo en primavera.
No la pongas en un lugar con sol directo, pero sí con mucha luz. Sólo hay que trasplantarla cada dos años, y siempre en primavera.

  • A TENER EN CUENTA: Le va muy bien la humedad. De hecho es mejor si cada día pulverizas sus hojas con agua. Pero ten cuidado con el exceso, porque pueden salirle hongos.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Planta de interior 3Un huerto en tu casa
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado