Plantas de interior

Si no tenemos una terraza o un balcón, o simplemente queremos algo de verde dentro de casa, aquí hacemos un repaso a algunas plantas de interior

Plantas de interior

Son una buena opción para decorar, aunque a veces no escogemos la planta adecuada y al final se nos muere. Para elegir bien una planta, hay que tener en cuenta dónde queremos colocarla y las características de ese lugar: Si tiene mucha luz, si da el sol, si no da…

El Photos: Su origen son las Islas Salomón. Es una hiedra trepadora con hojas grandes de color verde claro, manchado de blanco o color mostaza. En la maceta, sus tallos pueden alcanzar los tres metros y en el exterior los 15 metros. Necesita una zona con mucha luz, pero sin sol directo, porque se queman las hojas. Hay que regar al menos dos veces por semana, pero comprueba la humedad de la tierra, porque si tiene demasiada agua le saldrán manchas marrones en las hojas. Puedes aguantarla en la misma maceta unos 2 o 3 años, y su época de trasplante es entre marzo y abril.

Su época de crecimiento es entre primavera y otoño, por lo que es conveniente añadir en el agua de riego un fertilizante líquido en estos meses.

A TENER EN CUENTA: Es conveniente lavarse las manos después de manipular sus hojas, porque contienen una sustancia irritante.

La Aecmea: Esta planta precisa mucha luz, pero por lo demás la puedes colocar en cualquier ambiente. Hay que regarla poco, y hay que hacerlo echando el agua en el cogollo y en las axilas de las hojas. Pon un plato debajo de la maceta para que caiga el agua sobrante, y cambia esa agua un par de veces al mes. Si ves que la roseta se pudre, es porque tienen mucha agua. Si las hojas están muy secas, es porque necesita que la pulverices con agua regularmente.

A TENER EN CUENTA: Es una planta muy sensible al pulgón y a la cochinilla. Para eliminar el pulgón, pulveriza la planta con una mezcla de agua con un poco de jabón y para eliminar la cochinilla, coloca en la tierra un algodón empapado en alcohol de quemar.

El Cisus: Es una planta trepadora, con su hojas en horma de tirar acabadas en punta, de color verde oscuro y brillante y base acorazonada. Hay que regarlas con moderación, pero hay que humedecerlas a diario. De marzo a agosto hay que añadir abono en el agua de riego. Para trasplantarlas es mejor en primavera. Es una planta que adapta a cualquier ambiente, aunque prefiere espacios con mucha luz.

A TENER EN CUENTA: Hay que tener cuidado porque es una planta propensa a tener hongos por humedad. Es bueno colocarlas sobre una bandeja llena de piedras mojadas para mantener controlada la humedad.

Flor de pascua: Aunque es una planta de exterior, se cultiva como planta de interior para decorar las casas en Navidad. Es una planta de hojas lobuladas de color verde brillante y flores rojas, escarlatas, blancas, amarillas o rosas, según su variedad. Hay que mantenerla húmeda mientras conserva sus hojas. Al ser de hoja caduca, las irá perdiendo. Cuando esto suceda, corta las ramas y dejar sólo unos 10 centímetro. Sigue regando de vez en cuando hasta que vuelva a florecer. Hay que abonarlas en verano con un abono mineral dos veces a la semana. Mantener alejada del sol directo.

A TENER EN CUENTA: El líquido blanco que sale cuando se parten las ramas, puede irritar la piel y las mucosas.

El Ficus: es un arbusto con forma de palmera. Sus hojas son largas y ovaladas de un verde intenso y brillante. En invierno hay que regarla como máximo dos veces al mes. En verano, dos veces a la semana (y añadir al agua abono líquido). Es mejor trasplantarlas en primavera.

Puedes colocarlas en lugares con poca luz, aunque crecerá más si tiene mucha luz.

A TENER EN CUENTA: Si el ambiente es muy seco, las hojas pueden volverse marrones. Conviene pulverizarlas con agua a diario y colocar un plato con agua y piedras debajo de la maceta para mantener la humedad.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Crear un jardín
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado