Invitaciones de boda

En la lista de preparativos para una boda no pueden faltar las invitaciones de boda. Las modas cambian y podemos elegir infinidad de diseños diferentes

Invitaciones de boda

Una vez hemos decidido dar ‘el gran paso’ y hemos fijado la fecha de nuestra boda, llega el momento de compartirlo con nuestros allegados a través de las invitaciones de boda.

En los últimos años los diseños de las invitaciones de boda han evolucionado muchísimo, dejando a las típicas tarjetas color blanco hueso con florecillas y dos alianzas doradas en el centro, algo pasadas de moda. La originalidad es un grado en esto de las invitaciones, pero no es una obligación: lo más importante es que hablen por nosotros y de nosotros, que sepamos volcar nuestra personalidad en ellas.

Las invitaciones de boda tienen que estar enviadas entre seis y cuatro semanas antes de la boda, por lo que no es una tarea que podamos dejar para última hora. Y menos aún si somos algo indecisos, el proceso de elegir el formato, el texto… puede llevarnos tiempo, y cuanto antes nos lo quitemos de encima, mejor.

En las invitaciones debemos dar a conocer el enlace (¡quién se casa!) y añadir información pertinente sobre la fiesta que se va a celebrar, como hora y lugar tanto de la ceremonia como del convite. Lo que no debe incluirse en una invitación es el típico número de cuenta para que la gente ingrese su regalo de bodas. Es mucho más elegante si se entrega en una tarjetita aparte.

Invitaciones de boda - imagen 2

En cuanto al formato de nuestras tarjetas, el límite, como se suele decir, lo marca nuestra imaginación. Podemos tirar de los grandes clásicos y optar por una tarjeta elegante y sencilla, inclinarnos por algo más moderno y lleno de color o incluso por formatos originales como invitaciones con forma de caja de CD de música, entradas de concierto, décimos de lotería, colgadores de puerta, puzles, tarjetas que hay buscar en latas de conservas, abanicos... Por supuesto, siempre podemos elegir diseñarlas nosotros mismos de principio a fin y llevarlas a la imprenta. En este caso, serán muy especiales y personales y se puede incluir en ellas todo tipo de referencias personales, fotos, cómics, bromas, etc.

Invitaciones de boda - imagen 3

De todas maneras no perdamos de vista que lo fundamental es anunciar que nos casamos y cuándo, y el diseño es un extra añadido que no tiene que quitarnos el sueño.

Etiquetas: Bodas
Media:
(9/10) 2 votos
Tu nota:
Diseños para punto de cruzFelicita con tarjetas de cumpleaños
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado