El abedul

Las propiedades del abedul son muy variadas. Podemos beneficiarnos las propiedades purificantes y cicatrizantes de su corteza y sus hojas y yemas

El abedul

Este árbol se encuentra en los bosques húmedos de Europa, América y Asia. Son altos e imponentes y muy apreciados por sus propiedades medicinales. Su fruto es conocido como el cicatrizante del bosque, por su capacidad de recuperar las zonas tras un incendio o en caso de deforestación. Su inconveniente: dónde crece el abedul no puede vivir otra especie, ya que acaparan toda la luz con sus grandes copas.

Todas las partes del abedul se pueden utilizar debido a sus propiedades:

  • Las hojas: tienen propiedades diuréticas, desinfectantes, cicatrizantes, purificadoras, astringentes, coleréticas (para facilitar la digestión) y para la piel.
  • La corteza: tiene propiedades antiinflamatorias, laxantes, analgésicas, antisépticas y febrífugas.
  • Las yemas: tienen propiedades balsámicas.

Propiedades generales del abedul

  • Antibacteriano.
  • Ayuda a tratar infecciones del tracto urinario, como cistitis, pielonefritis, etc.
  • Ayuda a adelgazar y es diurética.
  • Anticatarral.
  • Antiespasmódicas.
  • Antiinflamatoria (indicado contra la gastritis, colitis, artritis o dermatitis).
  • Antirreumática (ayuda a reducir los problemas de articulaciones y dolores musculares causadas por golpes o actividades musculares).
  • Antiespasmódico: ayuda a combatir los dolores de estómago.
  • Febrífugo: ayuda a bajar la fiebre.
  • Reduce los niveles de colesterol en sangre.

Propiedades de la corteza

Se suelen preparar infusiones con la corteza. Es muy utilizada por sus excelentes propiedades adelgazantes. Se utiliza para combatir la obesidad. Ayuda a mantener los intestinos limpios y a que funcionen correctamente, para evitar el estreñimiento.

Sus propiedades diuréticas que no dañan los riñones ni las mucosas.

Propiedades de las hojas

Las infusiones hechas con hojas ayudan a combatir la artritis y la artrosis, ayudando a desinflamar la zona afectada. También ayuda a reducir el ácido úrico. Es un remedio muy eficaz contra la gota.

Aplicaciones en la piel

El abedul tiene propiedades desodorantes y aromáticas. En forma de bálsamo ayuda a restaurar la piel de los labios secos o dañados por el frío y cura llagas y aftas.

Darse baños con infusiones de abedul, ayuda a eliminar las manchas de la piel, es eficaz contra el acné, los puntos negros y otras afecciones de la piel.

También ayuda a combatir la caída del cabello y lo vuelve más resistente.

Precauciones con el uso del abedul

  • Como muchas plantas, su uso no está indicado durante el embarazo y la lactancia.
  • No hay que utilizar el aceite esencial directamente en la piel, pues puede producir alergias e irritaciones.
  • No alargue el tratamiento más de lo que te hayan recomendado.
  • No deben utilizarlo personas con insuficiencia cardíaca o renal.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Qué es y cuándo usar la crioterapiaAcupuntura
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado