Remedios caseros contra resfriados

Los cambios de temperatura entre estaciones provocan resfriados, que podemos intentar paliar con una serie de remedios caseros contra resfriados. Apunta

Remedios caseros contra resfriados

Con tanto cambio de temperatura lo más fácil es amanecer un día con un resfriado. Fiebre alta, estornudos, congestión… Echa mano de la despensa y haz tus remedios caseros para mejorar los síntomas.

  • Hacer un emplasto de mostaza: Dos partes iguales de mostaza seca y harina. Mezclar añadiendo agua templada para que no se formen grumos. Untar el pecho con aceite de oliva y luego aplicar la pasta
  • Hacer vahos de agua durante 10 minutos, al menos dos veces al día. Puedes añadir en el agua unas gotas de menta o de eucalipto
  • Dejar una cebolla partida por la mitad, en un plato, dentro de la habitación durante la noche
  • Tomar sopa de pollo con cebollas muy caliente. Para un mayor efecto añadirle un chile o salsa picante para aliviar la congestión
  • Jarabe de cebolla: con una cebolla, dos vasos de vino blanco, y 150 gr de miel de eucalipto. Macerar la cebolla con el vino durante un día. Después colar el caldo, añadir la miel y calentar. Tomar medio vaso en ayunas y tres más a lo largo del día
  • Té de eucalipto con azúcar moreno y miel
  • Para aliviar la congestión, licuar un trocito de aloe vera con pimienta negra y miel y tomar todos los días un poco mientras dure el resfriado
  • Hacer una infusión con dos cucharadas de hojas de laurel, una de canela y una de salvia. Tomarlo muy caliente
  • Para limpiar las fosas nasales, puedes poner media cucharadita de sal en un litro de agua y aplicarlo con un cuenta gotas en los dos orificios
  • Para aliviar los síntomas del resfriado y la congestión nasal, puedes mantener un ajo, ligeramente mordido, dentro de la boca, sin masticarlo ni tragarlo, durante algunos minutos 2 o 3 veces al día

Cómo prevenir resfriados

De todas formas la mejor defensa es un buen ataque. Para prevenir los resfriados lo mejor es:

  • Tomar mucha vitamina C. La mejor forma de hacerlo es mediante zumos de naranja, limón o pomelo
  • Alimentarse de forma adecuada, procurando evitar la grasa, el exceso de azúcares y los fritos. En su lugar consume muchas frutas y verduras para beneficiarte de sus vitaminas
  • Ventila la casa y el lugar de trabajo a diario durante al menos 10 minutos
  • Evita los cambios bruscos de temperatura
  • Toma muchos líquidos, como zumos naturales, infusiones o agua
  • Mantén el ambiente de la casa húmedo, porque si la mucosa nasal está seca es más propensa a infecciones (puedes utilizar humidificadores)

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
OsteopatíaHomeopatía
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado