Terapia Craneosacral

La terapia craneosacral es un masaje que se basa en una pulsación rítimica que se escucha en todo el sistema craneosacral y que puede aliviar muchos males

Terapia Craneosacral

La terapia craneosacral se basa en un tipo de masaje suave que desarrolló el osteópata Dr. William G. Sutherland a comienzos de siglo.

Su principio es una especie de pulsación rítmica, muy sutil, que surge en los tejidos y fluidos del cuerpo y que se llama Impulso Rítmico Craneal. Este ritmo se siente en todo el sistema craneosacral (médula espinal, meninges, huesos craneales, pelvis, sacros, encéfalo y líquido cefalorraquídeo) y éste los trasmite a órganos y tejidos. Su potencia o calidad con que se transmite es la que determina el estado de salud de la persona y su vitalidad.

Durante la sesión de masaje, el terapeuta escucha los movimientos del cuerpo, las pulsaciones y los patrones de congestión y resistencia. Así obtiene la información que necesita sobre el funcionamiento interior de quien recibe el masaje.

Según la terapia craneosacral, los problemas tanto físicos como psíquicos, hacen que los tejidos del cuerpo se contraigan y queden contenidos en el cuerpo, limitando el buen funcionamiento de modo que causa problemas en el organismo que perduran durante años. El movimiento craneosacral refleja las áreas con un funcionamiento inadecuado. Si el terapeuta está lo suficientemente entrenado es capaz de identificar el origen del problema y trabajar para solucionarlo. Mediante las manos sigue el patrón que marca el organismo con sus pulsaciones y le ayuda a reorganizarse, para que el funcionamiento sea el adecuado, se establezcan los ritmos naturales del cuerpo, y este se equilibre por sí solo.

Una vez se han liberado las tensiones, las contracciones que causaban el mal funcionamiento, el nivel de energía que fluye por el cuerpo aumenta. También aumenta el estado de relajación de quien recibe el tratamiento.

Cada paciente tiene un tiempo de curación, ya que el terapeuta no puede forzar al cuerpo a hacer nada para que no se siente preparado. Normalmente se necesitan varias sesiones para llegar a restaurar el equilibrio del cuerpo.

¿Cuándo se puede utilizar esta terapia?

No hay restricciones de edad para esta técnica, ni de ningún otro tipo. Además está indicada para personas que padecen alergias, estrés, hernias, ansiedad, artritis, insomnio, hiperactividad, artrosis, asma, lesiones deportivas, bronquitis, lumbago, migrañas, etc.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Plantas medicinalesCategorías de las Flores de Bach
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado