Bebés prematuros

Los bebés que nacen con menos de 37 semanas se consideran prematuros, en la mayoría de casos no han alcanzado un pleno desarrollo. Conoce el parto prematuro

Bebés prematuros

Algunos expertos relacionan las técnicas in vitro con el aumento del nacimiento de bebés prematuros. Esto se debe a que, en ocasiones, implantan 3 embriones por si alguno no se llega a desarrollar.

Lo cierto es que uno de cada diez niños nacidos en España es prematuro. Se considera que un niño es prematuro si nace antes de la semana 37 de embarazo. Estos niños nacen siendo inmaduros sus órganos y sus sistemas, por lo que no controlan la respiración, la temperatura, la digestión o el metabolismo. Además son más vulnerables a las enfermedades y sensibles a la luz y el ruido. Esto no quiere decir que todos los bebés prematuros vayan a presentar todos estos problemas.

Realmente se desconocen las causas por las que aumentan los nacimientos de niños prematuros. Se habla del aumento de edad de las madres o del uso de técnicas de reproducción asistida asociada a partos múltiples. Pero también es cierto que esto también ocurre en madres jóvenes con concepciones naturales y embarazos controlados.

Existen algunos factores que se asocian a los nacimientos de niños prematuros:

  • Madres menores de 18 o mayores de 35 años.
  • Antecedentes de abortos de repetición o partos prematuros.
  • Infecciones vaginales o del líquido amniótico.
  • Hipertensión o diabetes.
  • Gestación no controlada.
  • Malformaciones en el feto.
  • Anomalías en la placenta.
  • El tabaco el alcohol o el consumo de drogas.
  • Situaciones de estrés, tanto físico como psíquico.

Los niños prematuros tienen un aspecto frágil. Puede verse a través de su piel y ésta presenta un color rojizo o violáceo. El personal médico ha de protegerla con un gel especial para que los esparadrapos no le dañen.

También tienen una fina capa de vello por todo el cuerpo que desaparecerá conforme vaya creciendo.

Suelen estar muy delgados, por lo que sus extremidades parecen muy largas y su cabeza desproporcionada con su cuerpo. Conforme pasen las semanas irán ganando peso, y sus proporciones serán más normales. Lo mismo pasará con sus ojos y sus orejas que no están desarrollados. Los párpados pueden estar pegados en el momento del nacimiento y las orejas apenas tener cartílago y ser muy pequeñas y estar pegadas a la cabeza.

Aunque la mayor parte del tiempo deben permanecer dentro de la incubadora, en algunos hospitales utilizan el método canguro, que consiste en mantener el contacto piel con piel de los padres con los bebés. Esto les ayuda a relajarse, a respirar con más facilidad y a tener el estímulo de succionar para alimentarse.

Media:
(8/10) 2 votos
Tu nota:
El sueño del bebéTrucos para dormir a tu bebé
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado