Cómo elegir un portabebés

A la hora de elegir un portabebés, es muy importante fijarnos en la edad del bebé, la altura de los padres y nuestras preferencias a la hora de cargar

Cómo elegir un portabebés

En ocasiones un portabebés es la opción más cómoda para desplazarte con tu hijo, ya sea un bebé o un poco más mayor. Estos complementos dan mayor libertad de movimiento a las madres, y a los niños les encanta ir en brazos.

Pero has de tener cuidado al elegirlos, porque no todos son recomendables. Algunas de las denominadas mochilas, no ofrecen la sujeción correcta para ellos, ya que les obliga a ir sentados sobre sus genitales, y esto en el caso de los niños, sobre todo, no es muy recomendable.

Otras cosas que hay que tener en cuenta:

  • La edad del bebé (hay unos que sólo sirven para bebés pequeños, o dan la opción de poder portear a niños a partir de 1 año).
  • La altura de la persona que normalmente lo va a llevar o si el portabebés puede regularse (según altura). Algunos portabebés son demasiado largos y no son cómodos ni para la madre o el padre, ni para el bebé.
  • Si son fáciles de colocar por una sola persona. Algo imprescindible. De otro modo si no hay nadie en casa para echarte una mano, no podrás colocártelo.

Tipos de mochilas portabebés

Los fulares

Para muchas madres y padres la opción más cómoda y práctica son los fulares. Aunque necesitas un poco de práctica a la hora de colocarlos y anudarlos, luego son los más cómodos tanto para los padres como para los niños. Seguramente, cuando compres uno, te vendrá con un manual de instrucciones. Si no puedes consultar en diversas páginas de Internet o de vídeos.

Existen varios tipos:

  • Elástico: Es el ideal si estás embarazada o si no tienes experiencia en anudarlo. Además te permitirá llevarlo desde el nacimiento durante varias horas sin problema y cambiarlo de posición sin tener que deshacer el nudo.
  • Semielástico: Este te da la misma versatilidad que el anterior, sólo que no se pueden hacer preanudados, sino los nudos que se suelen hacen con los fulares de tejido. Son talla única y miden unos 5 metros, así que no importa la altura de quién lleva al bebé.
  • De Tejido: Se pueden utilizar desde el nacimiento hasta los 4 o 5 años. Con estos fulares, sí que hay que tener en cuenta la talla de quienes llevan a los bebés o niños a la hora de comprarlos. Su principal inconveniente es que necesitas mucha práctica para poder ponértelo bien, utilizando los diferentes nudos.

Las mochilas

Debes elegirla teniendo en cuenta que es mejor que el bebé vaya en posición ranita, es decir, con las piernas abiertas alrededor de la cintura de quien lo lleva. De este modo, la posición será más cómoda para el niño y lo más importante, no irá sentado/a sobre sus genitales. Existen modelos que puedes utilizar hasta los 5 años.

Bandoleras

Son muy fáciles de utilizar, ya que no tienes que hacer nudos. Llevan unas anillas que te permiten ajustarlo a cualquier persona (indiferentemente de su altura) y te permite colgarla de cualquier hombro y ofrecerte una sujeción firme en la espalda que reparte el peso de niño. Puede ser utilizada desde el nacimiento hasta varios años, cambiando la posición: delante, en la cadera, reclinado, en la espalda o incluso para darle el pecho. También se puede utilizar de arnés cuando empiezan a caminar.

Pouches

Son muy fáciles de utilizar, ya que están hechos de una sola pieza que no necesita ser ajustada. También puedes utilizarlos desde el nacimiento hasta los 2 o 3 años.

Mei Tais

Es un portabebés de origen asiático, muy similar a las mochilas, pero más económico. No es recomendable su uso en bebés menores de 4 meses, porque no lleva un soporte para la espalda adecuado para ello. Se puede utilizar hasta que el niño pese 16 kilos. E incluso hasta los 20. Es cómodo y sencillo de utilizar. Además puedes personalizarlo.

Mei hips

Es el más innovador del mercado en la actualidad. Además posibilita a las personas con problemas de espalda o de cervicales, poder portear a sus hijos, ya que va apoyado en la cadera. Dispone de una tira que recubre el hombro (en lugar de ir cogida cerca del cuello). Se puede utilizar desde los 4 meses a los 3 años. Es muy fácil de colocar, ajustable y de talla única.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
El dolor de espalda y los niñosEl proceso del destete y las madres
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado