Los trastornos del lenguaje en los niños

¿Qué se debe hacer con los niños que sufren algún tipo de trastorno en el lenguaje? En este artículo te ofrecemos soluciones a problemas comunes

Los trastornos del lenguaje en los niños

No es trabajo de los educadores (por falta de tiempo y de recursos), reeducar a los niños con trastornos en el lenguaje, aunque junto a los padres son quienes más tratan este tipo de problemas.

Os acercamos diferentes trastornos y cómo intentar corregirlos.

El niño/a habla poco y presenta conductas de inadaptación

  • Hay que determinar si es algo que ocurre sólo en el colegio o también en casa
  • Hay que asegurarnos de que el niño no tiene ningún problema de oído, y si es así intentar comunicarnos con él, con o sin lenguaje. Si acepta el lenguaje, háblale con frecuencia, pero no le presiones para que te responda verbalmente, aunque tenemos que conseguir que reaccione con algún gesto o algún sonido. (Cuidado con los gestos de alegría si conseguimos respuestas, pueden hacerles retroceder)
  • Puede ser que el niño no hable en el colegio porque esté obsesionado con su familia. Entonces el maestro/a tiene que apoyarle en ese interés para evolucionar
  • Encontrar un compañero tranquilo en el colegio puede ayudar al niño a tener otros intereses y hablar de ellos

Retrasos en el lenguaje

  • Lo primero que hay que tener en cuenta es que cada niño desarrolla el lenguaje a su ritmo, no se les puede comparar con otros niños de la misma edad
  • Si no tienen alteraciones en la conducta social, quizás es que sean niños tranquilos o tímidos
  • Habla con el niño/a; proporciónale situaciones de diálogo, tanto en casa como fuera de ella. No importa las palabras que utilice, lo importante es iniciar la conversación para que escuche modelos de lenguaje ricos y correctos y hacerle preguntas y que él/ella las haga también
  • Es muy bueno leer libros juntos y luego comentar las imágenes, jugar a juegos didácticos. También es muy recomendable aprender canciones, retahílas, etc.

El niño/a habla mucho pero comente incorrecciones

  • No hay que interrumpirles mientras hablan. Basta con repetir correctamente la frase cuando haya terminado
  • No corregirle siempre, sólo en las cosas más importantes (uso del vocabulario o reglas morfo-sintácticas)

Habla mucho pero no se le entiende nada

  • Es frecuente en niños/as de entre 2 y 3 años y a veces hasta los 5
  • Es importante intentar entenderles (por el contexto, por los gestos), para no provocar una inhibición en el niño/a
  • Puedes hacerle repetir lo que ha dicho fingiendo que estabas distraído o que no le has oído bien

El niño/a presenta dislalias (trastorno en la articulación de los fonemas)

  • No hay que llamarle la atención delante de otras personas
  • En privado, si puedes intentar ayudarle hablando con él, pero si no consigues resultados debes consultar con un terapeuta y seguir sus indicaciones

El niño/a presenta taquilalia (habla demasiado deprisa y a penas se le entiende)

  • Hay especialistas que lo tachan más de la manifestación de una personalidad impulsiva, excitable y de actividad desbordante, que de un trastorno del lenguaje
  • Hay que hablar con el niño/a y centrar su atención en la fonética y en la estética del lenguaje, sin por ello cortar su expresividad y su facilidad para comunicarse
  • Mandarle recados para que hable con otra gente diferente de su familia, enseñarle poemas para que los recite
  • Enseñarle ejercicios de relajación y cómo controlar su impulsividad

Media:
(8/10) 1 voto
Tu nota:
Obesidad infantilVacunas infantiles
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado