Musicoterapia para bebés

¿Conoces la terapia llamada músicoterapia? Para bebés también funciona y puede ayudarles en su formación auditiva y su desarrollo personal usando música

Musicoterapia para bebés

La musicoterapia es una terapia relativamente nueva en nuestro país, pero sus beneficios están comprobados en bebés, sobre todo en prematuros y en niños con cuidados especiales.

La musicoterapia no fue reconocida como tal hasta 1942 en Estocolmo, Suecia, y posteriormente en Estados Unidos. Sus beneficios han sido reconocidos desde entonces. Está demostrado que cuando un bebé escucha música clásica, su ritmo cardiaco se relaja. Este hecho sólo se puede relacionar con la serenidad que los ritmos musicales le transmiten al bebé.

Musicoterapia para bebés - imagen 2 La musicoterapia estimula determinados zonas del cerebro, ayudando a equilibrar las funciones orgánicas y psicológicas concretas. Los expertos dicen que esta terapia ayuda al desarrollo físico, emocional e intelectual del bebé y también ayuda a niños con problemas de hiperactividad, agresividad o tendencia a la depresión o con autismo, pues ayuda a marcar pautas, modificar el comportamiento o sacarlos de su aislamiento.

Algunos estudios han demostrado que la música, con su ritmo, provoca una variación en los patrones que marcan la actividad eléctrica del cerebro, lo que lleva a una mayor eficiencia en el funcionamiento de este órgano, de los procesos cognitivos y además regula las funciones vegetativas del organismo.

Pero no funciona cualquier música ni es la misma música para todos los niños. Será el musicoterapeuta que la personalidad musical de cada paciente, pues esto, unido a su estado de ánimo le puede ser más beneficiosa una música u otra.

Musicoterapia para bebés - imagen 3

Efectos de la musicoterapia

  • Ayuda a la formación, el desarrollo personal y ayuda a superar las dificultades de aprendizaje.
  • Agudiza la percepción auditiva y táctil y estimula la actividad y la coordinación motriz.
  • Estimula la comunicación, con lo que el niño tiene más facilidad para expresar sus problemas e inquietudes. También fomenta las relaciones sociales.
  • Favorece la afectividad y el desarrollo emocional.
  • Ayuda a que el niño se relaje y disminuya la tensión muscular.

A nivel médico:

  • Puede ayudar a reducir el dolor. Además de ser un buen apoyo en situaciones especiales como cirugías, enfermedades terminales o cuidados intensivos.
  • Ayuda a mejorar la autoestima y a resolver problemas psicológicos y a cambiar conductas.

Quizás pienses que esta terapia no es efectiva, pero si lo piensas detenidamente, las madres han cantado a los niños desde siempre: Para calmarlos, para ayudarles a dormir…

También puedes comprobarlo por ti misma. Si estás embarazada y le pones a tu bebé música todos los días, al nacer la recordará y le ayudará a relajarse.

Media:
(8/10) 1 voto
Tu nota:
TDAH en niñosVisitas al pediatra a partir de los 12 meses
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado