Síndrome de muerte súbita del lactante

Las causas del síndrome de muerte súbita del lactante continúan siendo una incógnita para la comunidad científica, ¿descubre cómo podemos prevenirlo?

Síndrome de muerte súbita del lactante

El síndrome de muerte súbita del lactante, SMSL, es una de las cosas que más preocupa a los padres. Su origen y sus causan son desconocidas, pero cada año sigue siendo la principal causa de mortandad en niños menores de 12 meses.

Hace más de 20 años que se investigan las posibles causas, pero no se han encontrado resultados concluyentes. El 90 por ciento de los casos se produce entre los 2 y los 6 meses de edad. Se relaciona con algunas circunstancias como:

  • Que el bebé duerma bocabajo.
  • Que duerma con sus padres.
  • Que tenga antecedentes de hermanos que murieron por este síndrome.
  • Partos múltiples, bebés con bajo peso y prematuros.
  • Bebés de madres fumadoras o que consumen sustancias psicoactivas.
  • Madres adolescentes.
  • Mantener al bebé en ambientes con tabaco.
  • Más del 60 por ciento de los casos se producen en varones, por lo que el sexo es un factor de riesgo.

Algunos estudios también aseguran que hay algunas alteraciones físicas que pueden ser determinantes, como alteraciones en el control de la presión arterial, que pueden afectar al centro respiratorio o de la presión arterial, lo que se relaciona con la inmadurez de algunos bebés. La otra causa es una anomalía del bulbo cerebral, que es dónde se regula la respiración y el funcionamiento cardíaco.

Todas las muertes que se han registrado por SMSL han sido sin presentar síntomas previos, por lo que no puede anticiparse a ello. Simplemente se marcan unas pautas a seguir para intentar prevenirlo:

  • Poner a los niños boca arriba o de lado a la hora de dormir.
  • Que duerman siempre en su cuna y no en la cama con sus padres, aunque sí en la misma habitación, ya que esto estimula la respiración del bebé y se adapta al ritmo de la madre.
  • Evitar los tejidos blandos en la cuna. Que los colchones sean firme y a la hora de taparlos, es mejor con una prenda ligera en la que no pueda enrollarse.
  • La temperatura de la habitación del bebé y su temperatura corporal, ha de ser suave. El bebé no debe estar demasiado caliente.
  • Darle al bebé un chupete a la hora de dormir. Los médicos piensan que el uso del chupete permite que las vías respiratorias se abran o que el bebé caiga en un sueño profundo. Los bebés que se despiertan con facilidad, pueden abandonar rápidamente una situación peligrosa.

En lo que respecta a los aparatos que se comercializan para controlar la respiración del bebé mientras duerme, se ha demostrado que su uso carece de efecto y se ha cesado su uso en gran medida.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Bebé seguroMasajes Shantala
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado